Son muchas las obras de carácter público o privado en nuestra ciudad que se solucionan en breve espacio de tiempo, según la envergadura de la misma.

Pero hay otras que perduran en el tiempo sin que se vea solución alguna. Este es el caso de la situada junto a la Fuente del Toro que ofrece una mala imagen a turistas que visitan esta bella zona monumental. 

Más información, edición impresa sábado 18 de enero de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).