Los jugadores del Club Baloncesto Torcal le temen más que nunca a las condiciones meteorológicas. Cuando llueve en Antequera, los equipos federados de dicho club tienen que trasladarse a jugar sus partidos a Mollina, ya que no tienen un pabellón cubierto disponible, exceptuando el Fernando Argüelles, que ya está masificado con los partidos de otros deportes.

 

El otro pabellón cubierto es el ubicado en las instalaciones deportivas de El Maulí, recientemente llamado ‘Agustín Rodríguez’, en recuerdo al maestro y entrenador de baloncesto antequerano que falleció el 14 de junio de este año.

Sin embargo, la reciente puesta de una goma sobre el terreno imposibilita arrastrar canastas de mayores dimensiones ante el nuevo firme, por lo que solo pueden jugar las categorías de ‘Mini Basket’, según nos ha explicado el presidente del club, Iluminado Molina.

Así, si llueve, el club tendrá que ir a Mollina, donde han ofrecido su pabellón cubierto. También se está intentando tener disponible la pista cubierta de Archidona... al menos, hasta que el nuevo Pabellón Cubierto esté finalizado.

Más información, edición impresa sábado 3 de noviembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).