Los ciudadanos de Antequera se han volcado completamente con los afectados de la riada en las poblaciones de Bobadilla Estación y Campillos.

Y la prueba está en un grupo de trabajadoras de la empresa antequerana Serainant que desde el lunes 22 de octubre están ayudando a adecentar casas de algunos  mayores sin recursos de Bobadilla Estación.