Las papeleras de nuestra ciudad cuentan desde hace meses con bolsas que intentan conseguir una mejor imagen e higiene en las vías antequeranas.
Aún así, se repiten estampas como la que ven en la imagen: con el viento, las bolsas tienden a levantarse y toda la basura que se deposita correctamente en las papeleras, terminan en el suelo dando una mala impresión. Más información, edición impresa sábado 7 de abril de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).