Antequera es una ciudad que invita a caminar. No sólo porque las distancias en la ciudad son reducidas, sino también por la belleza de sus edificios y sus calles. Esta semana, nuestro nublado va a los embotellamientos de tráfico que se generan a la hora de entrada de los colegios en las arterias principales. 
 
Nuestra apuesta es por menos coches y más caminantes. Más información, edición impresa sábado 24 de febrero de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).