La nueva empresa de transporte urbano en Antequera comenzó a funcionar hace unos meses, haciendo sus paradas en los puntos establecidos y debidamente señalizados que hay en la ciudad. Sin embargo, raro es el día en que el bus no puede estacionar en la parada, porque ésta se encuentra invadida por otros vehículos, que lo obligan a ocupar parte de la calzada. 
 
Más información, edición impresa sábado 27 de enero de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).