En la madrugada de este sábado 28 al domingo 29 de octubre se procederá al cambio de hora de invierno, por lo que a las 3 de la mañana, se retrasarán los relojes una hora, pasando a ser las dos.
Con este adelanto del reloj, además de poder dormir una hora más –quien pueda– sumaremos más horas de luz durante el día, con el aprovechamiento de la luz natural y el ahorro energético. Más información, edición impresa sábado 28 de octubre de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).