Hace unos meses se inauguraron las nuevas pistas de petanca del Complejo Deportivo de El Maulí, una manera acertada de dar cabida a un deporte y en una zona que se encontraba en malas condiciones.

 El problema es que si no existe más mantenimiento, las hierbas crecen y se hace imposible jugar a la petanca con ese suelo irregular. ¡Seguro que lo arreglan! Más información, edición impresa sábado 28 de octubre de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).