Las conductas incívicas no dejan de producirse en nuestra ciudad y las pintadas vuelven a hacer acto de presencia. 

Un mensaje ofensivo en la pared del Colegio San Francisco Javier La Salle ha tenido que ser borrado como recoge la foto realizada el miércoles 11 de octubre. Estas conductas no se deben permitir ya que estos arreglos, los pagan todos los ciudadanos.