Las cuatro esculturas situadas en los jardines de Tito Pepe, a la entrada del patio de caballos de la Plaza de Toros de la ciudad, volvieron a su lugar de origen tras el remozado realizado por el Ayuntamiento de Antequera.

 En concreto, se instalaron el pasado viernes 7 de abril por la mañana y se han pintado y restaurado algunas zonas afectadas por el paso del tiempo. Más información, edición impresa sábado 29 de abril de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).