El problema no es ahora, será cuando ya no haya ayudas, ni ERTES, ni moratorias en pago de impuestos ni hipotecas.

¿Qué hubiera pasado sin ellos? A título particular, propondríamos que al menos cobren o tengan las mismas ventajas que un político del Congreso, por poner un ejemplo.

Desde que tuvieron que cerrar, han estado pensando cómo volver para ofrecer, con toda tranquilidad, sus servicios con la misma calidad y la atención de siempre.

Esta semana son 3 “SOLES”, ya que hay que buscar el lado positivo de las cosas.

Aunque se deja de lado los aplausos de las 20 horas, siempre nos quedará la Policía Local.