Muchas veces hemos visto en nuestra ciudad cómo se desprenden tejas de los tejados antiguos de iglesias y edificios.

Las obras de la pista polideportiva exterior del Complejo Deportivo Municipal de “El Maulí” han llegado a su fin con unas labores de mejora y renovación del pavimento, así como un sistema de iluminación renovado, adaptándose para ello luminarias de tipo LED.

Sabemos y entendemos que es muy complicado cumplir con las normas establecidas, pero si no están autorizadas las reuniones de más de seis personas.

Siguen sin cumplirse las normas de circulación y especialmente, para los peatones que tiene que bajarse de la acera para poder continuar su camino, cuando ésta, está ocupada por los vehículos como muestra esta imagen de ayer viernes 13 de noviembre.

Hubo un tiempo en el que las cabinas de teléfono formaban parte de nuestra vida de una forma esencial, para poder comunicarnos con las familias en momentos determinados, pero hoy con los móviles, han llegado a su desuso.