Semana optimista en el estado de los casos de contagios en los centros educativos, donde han abierto cinco clases, han cerrado tres; y de las que estaban confinadas: tres abrirán a principios de semana y una está pendiente de los tests de antígenos.

 

La mejor noticia esta semana la tuvo la escuela infantil Santísima Trinidad que había sido el primer centro al cerrar por completo y reabría sus puertas el lunes 19 de octubre, tras haber dado positivos en sus dos aulas que tienen para los más pequeños.

En el Colegio de Loreto siguen siendo los más castigados por la pandemia. Por un lado, la clase de Quinto B de Primaria, donde se declaró un brote por COVID-19, tras detectarse 12 casos positivos, incluida la tutora, no acuden desde el 8 de octubre. A los que dieron negativo les harían la prueba de antígenos en la tarde del viernes 23 de octubre, por lo que podrían volver a clase la próxima semana dependiendo de los resultados. Los positivos siguen en cuarentena.

También están confinados desde el viernes 16, Segundo A de Primaria, a quienes se prevé que este lunes 26 se les realice la prueba de antígenos y podrían volver al día a día el martes 27. 

Desde el lunes 19, no van a clase Cuarto de ESO B, a quienes el jueves 22 se les hizo la prueba de antígenos, en la que todos dieron negativo, por lo que se incorporarán a clase el martes 27 de octubre.

Y este viernes 23, les han comunicado un positivo en Quinto A de Educación Primaria, por lo que se suspende la actividad desde el lunes 26 de octubre. Por tanto, a falta de los últimos resultados y de la progresión del resto de alumnos, el viernes había cuatro clases confinadas.

En el Colegio de la Victoria desde el lunes 19 de octubre, no acude el grupo de Segundo A de ESO “por haberse dado entre el alumnado un caso positivo”. Tras realizarles las pruebas pueden que regresen este martes 27 si va todo bien.

 

 

Las clases semipresenciales ayudan a los institutos a no tener que cerrar aulas

El alternar la mitad de un grupo una semana y la otra la siguiente, facilita el no tener que confinar aulas al dar un positivo en la mayoría de institutos. Así, en el Pedro Espinosa, el viernes 9 de octubre se cerró un subgrupo de una clase de Primero de Bachillerato A (Salud), que al ser el último día semipresencial del turno, no se tuvo que cerrar. El jueves 15 dio positivo una alumna, y como no fueron desde el 9, sólo estuvieron sin ir este lunes 19, y el martes 20 volvieron a ir el grupo menos la que dio positivo hasta que dé negativo. 

En La Salle-Virlecha, el martes 20 regresó la clase cerrada desde el martes 13, Segundo de Bachillerato, Grupo B. Pero el miércoles 21 de octubre dejaron de asistir Primero de Bachillerato A tras un caso positivo.

En Los Colegiales, el lunes 19 de octubre volvió a clase la que se quedó en casa desde el 9 de octubre: Segundo del ciclo formativo de Grado Superior de Anatomía Patológica y Citodiágnostico, que al ser semipresencial, se aisló a la mitad del grupo.

Mismo día que regresaron los de Segundo de ESO-A, que no iban desde el martes 13 de octubre. Desde el miércoles 21, se quedan en casa la mitad de Primero de Auxiliar de Enfermería, pero no se cerró al haber estado dando clases desde casa. Este lunes 26 deberían estar todos limpios .Y este viernes 23 de octubre de nuevo se confina Segundo de ESO A, que se prevé no regresen hasta después del puente de los Santos.

  

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 24 de octubre de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).