La actividad en los centros escolares de Antequera estos días es más frenética de lo habitual, donde entre los reencuentros de compañeros, llegan los ‘protocolos’, es decir, las medidas de seguridad establecidos por la Junta de Andalucía para que el regreso a las aulas de los alumnos del Segundo Ciclo de Infantil y Primaria, sea lo más segura posible.

 Ya desde este martes 1 de septiembre el profesorado ha ido acudiendo al Hospital de Antequera para la realización de los test rápidos de coronavirus.

Además de este punto, la celebración de los primeros claustros de profesores no se han hecho esperar, así como las reuniones que se están manteniendo con los padres antes del inicio de las clases el día 10.

Los grupos de convivencia, el lavado continuo de manos, la entrada y salida a los centros de forma escalonada, el uso de mascarillas, la desinfección de todo, la ventilación el que nadie ajeno al centro pueda entrar dentro, son algunas de las medidas más destacadas que ya la Junta de Andalucía, les fue adelantando antes del final de curso, algo que ya se hizo de forma oficial la pasada semana.

Las medidas en Nuestra Señora del Carmen

Con la cercanía del inicio y en plena organización hablamos con el director de un centro concertado de la ciudad, en este caso, del Colegio Nuestra Señora del Carmen.

Su director pedagógico Miguel Ángel Olmedo nos atiende y explica los principales aspectos que han tenido que impulsar desde el centro, puntos en los que llevan trabajando en el equipo directivo desde julio: “Hemos hecho un esfuerzo económico bastante grande, hemos hecho cambios y adaptaciones en el centro a lo que nos marca el protocolo de Salud y de Educación que nos mandaron”.

Cambios de aulas reestructuradas y esos grupos de convivencia por cursos que no se deben mezclar en ningún momento: “Hemos conseguido que ningún grupo de convivencia esté en contacto con otro grupo de alumnos”.

Hace especial hincapié  en el cumplimiento con todas las normas: “Si todos ponemos de nuestra parte, todos cumplimos horarios, todos hacemos lo imposible para que se cumpla todo lo que establece el protocolo, tenemos muchas opciones de no arrepentirnos de no haber seguido esas instrucciones”.

La seguridad en el Colegio Romero Robledo

Al habla con otro centro de Antequera, en este público, contactamos con Paqui Sánchez, directora del Colegio Romero Robledo, quizá el centro con menos espacio para desarrollar la normativa y con una sola entrada para el alumnado.

La organización es la mejor arma para evitar las aglomeraciones especialmente, en las puertas en la entrada y salida. Para ello, piden “que no permanezcan en la puerta del colegio, que se ajusten a las horas de entrada de sus hijos”; asegura, ya que han hecho un horario fijo de entrada y salida de niños.

En su caso, los grupos de convivencia se han establecido por plantas del centro: “Ya que está dividido en tres; ya que cada vez que pasa un grupo de una planta, hay que hacer limpieza de los pasamanos”, nos informa. 

Junto a ello, como una de las novedades está la creación del equipo de Promoción de la Salud donde se engloban familias y profesores para que siempre exista comunicación, “debemos ir a una”. Añade además que, han usado todo lo que está en su mano para que todo funcione: “Es muy difícil, pero estamos intentando optimizar los recursos y espacios que tenemos”. Manda un último mensaje: “Pedimos a las familias comprensión y colaboración, recuerda que de la conducta de cada uno, ahora, depende el destino de todos. Y aquí, o todos vamos en el mismo barco, familia, alumnado y escuela, o esto no sale”.

 

 

 

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 12 de septiembre de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).