Este lunes, el Instituto Camilo José Cela de Campillos fue noticia por la presunta agresión de dos alumnos que puso en peligro la vida de uno de ellos, que tuvo que ser trasladado en helicóptero hasta el Hospital de Antequera, según comunicaba la Junta de Andalucía.

La Consejería de Educación y Deporte, a través de su Delegación en Málaga, "lamenta el incidente ocurrido esta mañana entre dos alumnos del instituto Camilo José Cela de Campillos (Málaga), ambos menores de edad, a resultas del cual uno de ellos ha tenido que ser trasladado de urgencia al Hospital de Antequera con una herida de consideración", al parecer producida por unas tijeras en el cuello.

Según Diario SUR, "la Guardia Civil investiga una agresión que se ha producido este lunes por la mañana en el IES Camilo José Cela, único instituto público de Campillos. Según los testigos, un menor agredió a otro de 15 años clavándole unas tijeras en el cuello en circunstancias que aún se desconocen".

La víctima fue trasladada en helicóptero al Hospital de Antequera "donde tuvo que ser intervenida de urgencia, mientras que el presunto agresor fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores por parte de los agentes a cargo de la investigación", sigue SUR.

Los dos menores "son alumnos del instituto, aunque según fuentes consultadas" por el periódico de Málaga, "no iban a la misma clase y la agresión se produjo en uno de los pasillos del centro. Según las mismas fuentes, la víctima es de Campillos y el presunto atacante es vecino de Almargen aunque se está formando en este centro de educación secundaria que también cuenta con varios ciclos de Formación Profesional".

Según informaron desde la sala unificada de Emergencias 112, "la primera llamada se registró poco antes de las 10.40 horas. El alertante indicaba que un varón había atacado a otro con unas tijeras y que le había producido una herida de importante consideración. La sala avisó al 061 del centro de salud de la localidad y un equipo médico se ha desplazado en ambulancia hasta el lugar de los hechos –el centro médico está justo enfrente del instituto en el que se produjeron los hechos, al igual que la Comisaría de Policía Local–. Allí, los facultativos solicitaron la asistencia del helicóptero de transporte sanitario ante la gravedad de la herida", concluye SUR.

 

 
  

La primera persona que atendió al joven mal herido, es un profesor de Antequera, José Cándido Sevilla

Una vez que fue intervenido en el Hospital de Antequera y pasó por la UCI, se trasladó al Regional en Málaga, con un primer diagnóstico "estable, pendiente de evolución" y este jueves a primera hora de la mañana, los servicios de Comunicación de la propia comunidad autónoma, informan que "el paciente ha sido extubado, está consciente y evoluciona favorablemente", esperando ya pasar a planta.

La delegada de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Málaga, Mercedes García Paine, ha expresado, a la espera del resultado de la actuación de la Guardia Civil, su rechazo absoluto a cualquier comportamiento que atente contra la convivencia y el respeto en los centros educativos, al tiempo que ha felicitado a profesorado y equipo directivo de este instituto por su rápida respuesta y atención al menor herido mientras acudían los servicios de emergencia. García Paine ha deseado la pronta recuperación del alumno herido.

Una vez se va intentando volver a la normalidad y conocer que el alumno evoluciona favorablemente y aunque se está investigando los hechos, fuentes cercanas al suceso indican que tras la pelea entre ambos en un cambio de clase, la alarma llegó a la sala de profesores, donde salieron los que estaban allí y se encontraron con la situación.

Mientras llamaban a las autoridades sanitarias, el profesor de Educación Física, el antequerano José Cándido Sevilla, fue uno de los primeros en actuar, taponando la herida al salir sangre y prever que era una vía vital para su supervivencia. 

Así, mientras llegaron los médicos y ambulancia del centro de salud próximo y el helicóptero, fueron profesores, entre ellos el conocido de nuestra ciudad, los que actuaron en primera instancia.

José Cándido tiene 48 años y lleva cerca de 20 años en el instituto de Campillos, conocido en nuestra ciudad por su pasión por el Balonmano, del que fue entrenador, así como sus sentimientos cofrades y miembro de la Coral María Inmaculada. 

Alumnos suyos destacan que, aunque no viene como materia, suele dar algunso consejos a sus estudiantes de cómo reaccionar ante problemas de salud, como son paradas cardiorespiratorias, con el fin que los jóvenes puedan salvar vidas.

 
Más información, edición impresa sábado 18 de enero de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).