El Instituto de Los Colegiales cuenta este curso con dos aulas prefabricadas, que serán utilizadas por varios grupos de alumnos en los ‘desdobles de asignaturas optativas’. El espacio es menor en el centro desde hace demasiado tiempo, ya que hace años se clausuró un edificio “por unas grietas que aparecieron. Es una obra que lleva unos cinco años pendiente de realizar”, según nos cuenta el director del centro, José Antonio Ginés.
 
La adjudicación de dicho proyecto “salió el año pasado” y se espera que las mejoras se ejecuten en el menor tiempo posible, tras la licitación de las obras. Ahora, hay alumnos “que están utilizando la biblioteca y la sala de audiovisuales” y ni siquiera se pueden utilizar estos “barracones” porque “estamos pendientes de que se terminen”, faltando entre otras necesidades, la instalación de electricidad.
 
La falta de espacio por la clausura del edificio se suma a que el centro tiene que absorber dos líneas (antes era solo una) del Reina Sofía y tres del Infante don Fernando.
 
García: ‘Dos años no los quita nadie...’
Por su parte, la delegada de Educación en Málaga, Mercedes García, admitió que se han visto “obligados a tener que poner unas caracolas por el culpa de la planificación del anterior gobierno. No deben ser ni mucho menos a largo plazo”.
 
Aún así, admite que a esta situación “dos años no los quita nadie, corriendo mucho y cumpliendo con todos los tiempos y que no haya nada que se pare en el camino”. Más información, edición impresa sábado 21 de septiembre de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).