El futuro está en las aulas y las aulas están llenas de jóvenes que quieren cambiar el mundo, como los alumnos de Segundo y Tercero de ESO (Educación Secundaria  Obligatoria) del Colegio de Nuestra Señora de La Victoria que bajo el lema “¡Súmate, planta cara al hambre!” quieren que los antequeranos colaboren con alimentos para la Plataforma Antequera Solidaria y con dinero para Manos Unidas. 
Llevan semanas trabajando en este proyecto, atendiéndonos en esta ocasión junto a sus profesores: hermana Carmen María Gómez, Loli Nuevo, María del Mar Cabreray Antonio Muñoz. Son conscientes que “la gente sufre hambre, pero no damos soluciones y nosotros hemos pensado que con un ‘photocall’ podemos llamar la atención para que la gente dé donativos en dinero que irán destinados a Manos Unidas; y alimentos para el Plataforma Antequera Solidaria”.
 
Fuimos invitados a su clase y formaron una rueda de prensa donde nos atendieron: Marta Pascual, Mari Carmen Morán, Alba Suárez, Carmen Medina, Rubén Alba, Mariano Martínez, Julia Herrezuelo, Marta García, Manuel Jesús Caballero, María Pineda, Arancha Díaz, Mari Paz Guatura y Eufemia Alba Sánchez, en nombre de todos los compañeros.
 
Desde el 1 de febrero están poniendo el proyecto en marcha para que esta semana, desde el lunes 18 hasta el viernes 22, cooperen los compañeros del Colegio y el viernes 22 por la tarde y el sábado 23 todo el día, saldrán a las calles con la Plaza Castilla como punto central.
 
Quienes se acerquen “se puede fotografiar y cuando colaboren, le daremos un recuerdo. Lo que queremos transmitir es que el hambre existe y que necesitamos ayuda para pararlo”. Cuentan con la colaboración de varias empresas que serán las que les faciliten los obsequios, como las editoriales Edelvives o SM, Montenegro les va a dar piruletas, entre otros. En cuanto a los alimentos, “recomendamos que sean no perecederos, que los destinaremos a la Plataforma para que los reparta entre los que no tienen como nosotros tenemos la suerte de tener alimento cada día”.
 
Para poder salir a la calle, se reunieron con el alcalde de la ciudad, Manuel Barón, quien se entrevistó con el grupo y les agradeció su iniciativa y les facilitó la labor que van a desarrollar, informándoles del procedimiento a seguir.
 
¡Súmate, planta cara al hambre!Como lema tienen: “¡Súmate, planta cara al hambre! y la iniciativa está inspirada en el método ‘Design For Change’, que es un movimiento mundial que surge en la India y lo que intenta es dar voz a los niños para que seamos los que transformemos el mundo, para ver que los niños y los jóvenes no somos el futuro, somos el presente, como dijo el Papa”. Entonces, lo que pretenden es “dar la voz a ellos para que en un diseño en varias etapas, puedan hacer una acción pequeña o grande para cambiar el mundo, para cambiar nuestro entorno inmediato que tenga más alcance”.
 
El método recorre varias fases: sentir, imaginar, actuar, compartir y evaluar, estando ya en el ecuador del proyecto. Tienen la suerte de vivir en hogares y en un país donde no se pasa el hambre que otras partes del mundo: “Pero gracias a este proyecto nos hemos dado cuenta de que nosotros en cuanto llegamos a nuestra casa siempre tenemos un plato de comida, a veces nos quejamos porque no nos gusta o no tenemos ganas, y nos hemos propuesto a que nos comamos siempre toda la comida y no rechistar, poniéndonos en lugar de otras personas que sí pasan hambre”. 
 
A los gobernantes del mundo que, si quisieran, podrían actuar y reducir al máximo el hambre, les dicen: “Que no pasen de este tema porque aunque no les toque a ellos, es algo que aunque tú no lo sientas cerca, sigue sucediendo y no es algo pasajero, lo que le afecte a una persona nos afecta a todos. Y... ¿por qué yo si puedo comer, otra persona no? Si nos unimos y le demostramos que sí podemos, podrían hacer nuestro lema: ¡Súmate y planta cara al hambre!”.
 
Ya saben, si los ven el próximo fin de semana, comprobarán que el futuro está aquí, son ellos. Más información, edición impresa sábado 16 de marzo de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).