El Teatro Torcal ha acogido en la mañana de este lunes 6 de junio la presentación del proyecto "Design for change" realizado con los niños de Educación Infantil de 5 años de Antequera donde han participado los centros educativos San Juan, Reina Sofía, Nuestra Señora del Loreto, Romero Robledo, María Inmaculada, Nuestra Señora del Carmen, San Francisco Javier La Salle, Nuestra Señora de la Victoria, Veracruz y León Motta y que ha reunido a más de 350 niños.

Durante los meses de abril y mayo, Antequera ha sido la primera ciudad de España en la que sus niños de cinco años, de todos los colegios de la ciudad, públicos y privados, menos uno, han empleado una nueva metodología de aprendizaje, que les hace protagonistas y les empodera comprometiéndoles en la mejora y transformación de sus personas y contextos sociales. Les inspiran y mueven dos sencilla palabras: “Yo puedo”.

Aquí, en Antequera, los estudiantes de Segundo de Educación Infantil del Centro Adscrito de Magisterio María Inmaculada de Antequera, formados en esta metodología, con la colaboración de sus profesores y de Design For Change España y de Fundación Telefónica, han desarrollado con motivo del 50 aniversario del centro, dieciséis proyectos en los Infantiles de cinco años de la ciudad. Cada jueves, de 9 a 11 de la mañana, las diferentes aulas trabajaron el proyecto que los niños y niña habían identificado y diseñado. Ellos tomaron conciencia de que el cambio es posible y lo pueden realizar…
 
En cuanto a los premios la primera mención especial ha sido para el Colegio Público Vera Cruz por el proyecto "Quiero a mis amigos", la segunda mención recayó en el Colegio María Inmaculada por su programa "Flores locas, chaladas vamos a llenar nuestro cole de color y alegría". El segundo de los premios del proyecto "Design of change" ha sido para el Colegio León Motta con su trabajo "Jugar es más divertido si respetamos las normas". Y el primero de los premios ha sido para el Colegio Nuestra Señora de la Victoria por "Los latidos de la Victoria".
 
Basta confiar en ellos para que la magia se produzca. En un ambiente de empatía, esa confianza creativa fluye. Consiste en un proceso simplificado de la metodología conocida como Design Thinking o pensamiento de diseño, facilitado en los colegios por los profesores, los niños y las niñas trabajan en equipo para transformar un aspecto de su entorno que les gustaría mejorar.
 
Los proyectos están organizados en cinco etapas (siente, imagina, actúa, comparte y “evalúa”) que ayudan a navegar por su desarrollo, desde la identificación de un desafío hasta la generación de ideas, el paso a la acción y la comunicación del trabajo realizado. Más información, edición impresa sábado 11 de junio de 2016 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).