Este miércoles 24 de enero, fiesta de San Francisco de Sales, patrón de escritores y periodistas, la Diócesis de Málaga tenía a bien concedernos el V Premio Cardenal Herrera, que desde hace cuatro años, conceden a periodistas y medios de comunicación que destacan por su labor profesional, especialmente en temas religiosos.
 
Aunque va a nombre del actual director, Antonio José Guerrero Clavijo, nos gustaría compartirlo con los 100 años de Pasión por el Periodismo, por quienes han pasado por el sillón de escribir estos editoriales, a los que forman la familia de ‘Diócesis’ y cómo no, a nuestros lectores. Lo justifican que es por los “cien años y donde la información religiosa ha sido tratada con rigor y profesionalidad”, algo que procuramos realizar en todas las parcelas relacionadas con nuestra profesión y ciudad. Obviamente, lo religioso es algo intrínseco a nuestra ciudad, donde no se para de ponerlas de manifiesto porque son la iniciativa más numerosa de actividades que se promueven en la ciudad.
 
Sólo hay que ver el calendario y más en épocas de Cuaresma con las cofradías, aunque también la  labor religiosa callada en las parroquias, en las diferentes Cáritas, en el día a día de los nuevos pastores que hoy encabeza en nuestra ciudad, el padre Antonio Fernández López. Un premio que es importante también y lo ofrecemos a Antequera, teniendo en cuenta que hasta ahora lo había recibido la Cadena Cope y los periodistas Ignacio Castillo (de La Opinión de Málaga), Antonio Guadamuro (de Cope Málaga) y Esther Luque (de la Cadena Ser de Málaga).
 
Un galardón con el nombre del Cardenal que participó en el Concilio Vaticano II, Ángel Herrera Oria, que fue obispo de Málaga, en cuya catedral descansan sus restos. Muy activo en las parcelas educativas y periodísticas, visitó nuestra ciudad en varias ocasiones en visitas pastorales. Un premio inmerecido, ya que consideramos que se debe a lo que hace el Periódico desde que Francisco Javier Muñoz Pérez lo fundó, José Muñoz Burgos lo mantuvo y qué decir de nuestro padre y maestro, Ángel Guerrero Fernández, con 56 años siendo fiel cronista y quedándose en puertas del Centenario.
 
Inmerecido, pero que acogemos agradecidos porque es recoger lo sembrado por  estos 100 años, en los que se ha narrado el día a día de nuestra ciudad, particularmente de sus noticias religiosas. Ahora tenemos el horizonte de otros 100 años, en los que estamos seguro que recogeremos buenas nuevas esperadas como la canonización de la aún Beata Madre Carmen, la nueva evangelización del siglo XXI, los apóstoles de nuestra ciudad y, en semanas, el Pregón de la Semana Santa según la Pasión y Gloria, en el año del Centenario y del 75 Aniversario de la Agrupación de Cofradías.
 
Gracias, gracias, gracias... ofrecemos este premio a quienes nos leen personalmente a cada periodista y colaborador, y colectivamente a cada cita que “El Sol” sale por Antequera en forma de periódico, para proclamar las noticias de la ciudad donde sale el sol, en la que lo religioso forma parte de nuestra Cultura, de nuestra Historia.