El 15 de Julio de 2016, se ha convertido en un hito dentro de la Historia de Antequera,  pues un organismo mundial ha reconocido con la rotundidad que lo hicieron ICOMOS y el pleno de la UNESCO el día 15, la categoría, la belleza, la grandeza del SITIO DE LOS DÓLMENES, Los Dólmenes, El Torcal de Antequera y La Peña de los Enamorados.
 
Ese día y a esa hora, terminó su presentación del informe de ICOMOS, el señor Albino Jopela, embajador de Mozambique ante la UNESCO, que dijo: “El Sitio de los Dólmenes de Antequera es un bien cultural en serie integrado por tres monumentos megalíticos, el dolmen de Menga, el dolmen de Viera y el tholos de El Romeral, y dos monumentos naturales, La Peña de los Enamorados y El Torcal de Antequera.
 
Construidos en el período Neolítico y en la Edad del Bronce con grande bloques de piedra que forman cámaras y espacios con cobertura adintelada o falsa cúpula. Los megalitos antequeranos fueron utilizados con fines rituales y funerarios y son reconocidos exponentes del Megalitismo Europeo.
 
Ante ello, ICOMOS considera que el enfoque del bien en serie está justificado por tratarse de tres monumentos megalíticos y dos elementos naturales estrechamente relacionados que contribuyen con su significado, lo que da lugar a una notable interrelación entre monumentos funerarios e hitos naturales”. 

Hecha esta exposición, como les adelantamos en nuestro número anterior, Portugal, Corea, Vietnam, Jamaica, Turquía, Tanzania, Zimbabwe, Croacia, Senegal, Líbano y Túnez, a través de sus respectivos embajadores, fueron respaldando por unanimidad la propuesta, tras lo que la presidente de la reunión, declaraba aprobada la propuesta 40 COM 8B.27, con la que entraba en el Pleno la moción antequerana. Si caemos en la cuenta, habían aprobado lo que adelantaba el antiguo director general de UNESCO, Amadou Mathar m´Bow, senegalés de nacimiento y antequerano de derecho y sentimiento: “El hombre buscaba primero la utilidad, en Menga y Viera, pero luego, en El Romeral, la belleza”.   
 
Nuestro “Sitio” es el primer bien que se aprueba en la Europa Continental, España, Andalucía, en Málaga, a las que Antequera enriquece con esa distinción. En Andalucía, Antequera se incorpora a la lista que forman La Alhambra, el Generalife y el Albayzin, granadinos, y el Centro Histórico de Córdoba, desde 1984; la Catedral, los Reales Alcázares y el Archivo de Indias sevillanos, desde 1987; el Parque de Doñana, desde 1994; el Arte Rupestre Mediterráneo, desde 1998 y… desde 2016, EL SITIO DE LOS DÓLMENES de Antequera.
 
Se sitúan, por méritos propios, entre espacios ceremoniales como Orkney y Stonehenge (Reino Unido), Newgrange (Irlanda), Carnac (Francia) o los templos de Malta y representan un momento singular en la historia de la Humanidad, cuando el hombre deja de ser nómada y se asienta en un lugar fijo, en que la arquitectura monumental megalítica sirve para fijar ideológicamente la presencia y arraigo de la sociedad en la tierra. En su función como cámaras mortuorias algunos megalitos son verdaderos depósitos de identidad cultural y genealógica; y sirven también para la realización de ceremonias relacionadas a menudo con la fertilidad de la naturaleza y la memoria de los antepasados.

Con todo ello, los Dólmenes de Antequera constituyen, uno de los sitios prehistóricos más valiosos, a la altura de otros grandes yacimientos españoles de fama internacional tales como Atapuerca o Altamira: las construcciones antequeranas representan el máximo exponente del legado patrimonial y cultural más característico de las primeras sociedades neolíticas europeas: el megalitismo. UNESCO dixit.