Con las vacaciones en los colegios, la apertura de la Piscina Municipal y los viajes a la Costa y por el mundo, dan inicio el verano en nuestra ciudad. Preparando el Especial por los 100 años de Periodismo, nos encontramos con iniciativas de la Antequera del ayer, que podría estar más que vigente en la de hoy.
 
No todo el mundo tiene aire acondicionado, ni todos los vecinos tienen Movistar Plus, ni todas las familias pueden permitirse irse de vacaciones, a la playa, a la montaña, a otros países, incluso coger el coche para ir a un campo o a Málaga. Muchos, sobre todo los mayores, se quedan en casa.
 
Es ahí cuando de nuevo surge la añoranza del cine de verano, desde el de calle San Pedro al de la Plaza de Toros. Cada verano vuelve a sonar, sabemos que algunas compañías cinematográficas han traído propuestas para montar grandes pantallas, aprovechar el Paseo Real, el nuevo recinto del Patio de Caballos o el mismo Cine Torcal.
 
Y nos preguntamos, ¿por qué no? Quién sabe, lo mismo en días nos sorprenden y nos presentan una programación  veraniega. El Cine es parte de nuestra Cultura, nos lleva a salir de casa, hablar con la familia o amigos por el camino, entrar en esa fila que nos lleva a un cosquilleo interior, comprando palomitas y el refresco para sentarte en tu butaca.
 
Estás como en casa, pero con respeto, al lado tienes a otro espectador, y vas a ver una “peli”. No importa que sea un estreno, te conformas con un éxito, ya sea “Frozen”, “Esta casa es una ruina”, “Titanic”, “ET”, “Lo que el viento se llevó”, “Superman” o la “Guerra de las Galaxias”.
 
Por un par de horas, dejas el móvil, vuelves a sentir lo que fue ser joven, o lo que tú podrás experimentar que tanto te hablaron y al terminar, vas a cenar o comentar simplemente los recuerdos de volver a verla.
 
Si eso es con el Cine, ¡qué decimos del templete de la música! En nuestro caso recordamos de niños los conciertos los domingos a mediodía, de la Banda Municipal de Música. El viernes 30 se vio el éxito de la EMMA (Escuela Municipal de Música), esta semana lo presenciaremos con el aniversario del Patrimonio Mundial. ¿Tanto cuesta dar vida al ocio nocturno de las noches de verano?
 
Cierto que está próximo el Nájera Jazz o el ‘Antequera Blues Festival’, pero, ¿y qué hacemos el resto de semanas? Sin ir tan lejos, ¿recuerdan las noches de teatro en diferentes plazas? Sabemos que los responsables estudian la mejor programación, que las compañías quieren venir, pero ¿por qué no cuaja? Hay ya de nuevo una gran escuela municipal de teatro, hay ganas, ilusión... ¿por qué no fragua?
 
8 de julio, quedan dos meses de intenso calor, donde muchos antequeranos no tienen dónde ir, turistas qué hacer y jóvenes dónde ir que no sea el “botellón”.
Ojalá pronto, alguien anuncie que va a dar vida a las calurosas noches de verano, que tienen ya en ‘Luz de Luna’, una apuesta monumental. A veces, el dinero no lo es todo, solo se precisa voluntad y ganas de promover actividades para todos los gustos. Aunque insistimos, nos da que pensar que pronto anunciarán alguna iniciativa.