Si hay un tema que nuestro periódico viene reclamando desde hace años, es el de que la Universidad "se abriera", dando a los jóvenes del interior las oportunidades que en la capital sobran. Proponíamos de ejemplo el extraordinario funcionamiento de la Escuela Universitaria "María Inmaculada", a pleno rendimiento, cada año con más plazas solicitadas, o el que tuvo la Escuela de Enfermería, que se inventó ese prodigio de médico que es el doctor Abela, en su etapa de director del Hospital Municipal, y que nos "birló", literalmente, la Caja de Ronda para el Hospital de dicha hermana Ciudad, tras que funcionara aquí "gratis et amore", con "over booking" tantos años.

Cuando se nos invitaba a los actos de final de curso en la Escuela de Magisterio, no dejamos ni un año de sugerir a los diferentes rectores –Díez de los Ríos o la actual señora Adelaida de la Calle— tras que se volcaran en elogios con nuestra Escuela, por qué no se repetía en otras materias. Incluso "presentamos" al alcalde Millán a la rectora Adelaida de la Calle, tras mostrarse ambos interesados en ese tema y recordamos la oferta de un Consejero de Educación de una Escuela de Peritos, para la que la Caja de Antequera, a través de José Gemas, se apresuró a ofrecer unos terrenos tras el Instituto de Los Colegiales.

Nos llevamos las manos a la cabeza al ver que este año habrá "Cursos de verano" ¡hasta en Archidona! – con nuestro respeto y admiración a la hermana población— lo que de alguna manera era llevar la Universidad a esas poblaciones. Y al fin, noticias buenas: el alcalde avanza que pronto habrá un acuerdo con EADE (Escuela Autónoma de Dirección de Empresas, o centro que ha destacado consiguiendo altos estándares de preparación en sus alumnos y una elevada tasa de inserción laboral), para que en el próximo curso se impartan en El Henchidero, estudios universitarios de Administración y Dirección de Empresas.

Nuestro alcalde, insiste en que mantiene sus aspiraciones para que la ciudad cuente con su antigua Escuela Universitaria de Enfermería, Fisioterapia y Podología, en sede que iría junto al Hospital Comarcal de Antequera y el Centro Comarcal de Alzheimer, Escuela Universitaria que tendría 200 plazas y contaría entre su profesorado con médicos del Hospital. Escuela lógica, pues suele haberlas al lado de grandes centros médicos y el Hospital Comarcal de Antequera, del Distrito Sanitario Norte de Málaga, lo es.

Aparte los beneficios docentes, de impensables repercusiones, supondrá que de los doscientos estudiantes, una buena parte estará viviendo en Antequera, comiendo en Antequera, durmiendo en Antequera, con beneficios añadidos, y "vida" e inquietudes culturales para la Ciudad que, de esta forma, se acercará al prestigio de que gozó aquella "Atenas Andaluza" de sus tiempos castellanos…

¡Eso sí que es un regalo en el DC Aniversario de su incorporación as la Corona de Castilla! Ahora, lo que falta es no parar hasta conseguir eso que, al fin, parece estar tan cerca.