La consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, abrió el otro día la “Caja de Pandora” al afirmar en una entrevista a Europa Press que está “analizando y estudiando” la posibilidad de cobrar entradas en los museos y monumentos andaluces gestionados por la propia comunidad.

 

Entre ellos está el Conjunto Arqueológico de Los Dólmenes de Antequera que por ahora  y de momento, disfruta de la gratuidad de sus instalaciones. Ahora, abierto el debate, nos preguntamos: ¿se debería cobrar la entrada para ver nuestro patrimonio?Es bien sabido que en gran parte de los sitios del mundo, visitar cualquier monumento y museo –más aún siendo Patrimonio Mundial de la Humanidad– tiene un precio. Mayor o menor, pero lo tiene.

 

¿Por qué no hacerlo en Los Dólmenes? Defendemos que la Cultura debe ser universal y de disfrute de todos los ciudadanos del mundo, pero entendemos la dificultad del mantenimiento de dichos espacios, más aún cuando el presupuesto destinado por las administraciones es mucho más pequeño del que debería.Por ello, es interesante iniciar el debate en torno al cobro de entradas, siempre y cuando dicho dinero revierta de manera directa –insistimos en dicha idea– en la mejora del lugar, su entorno y las actividades que en el mismo se llevan a cabo.

 

De la misma forma, también habría que estudiar la posibilidad de que determinados sectores queden exentos de dicho cobro –o, en su defecto, con descuentos–, como por ejemplo los parados de larga duración, los jóvenes o, por qué no, los propios antequeranos. Por su parte, la postura que muestra el Ayuntamiento de Antequera es de total apoyo a dicha medida, entendiendo que lo recaudado tiene que revertir en mejoras del espacio dolménico.

 

Además, el Consistorio aclara que dicha medida podría llevarse a cabo cobrando un precio “simbólico”, que no se excediera mucho, pensando que quizá podría ser de 1 o 2 euros por persona.El pago por visitar espacios culturales de la Junta no es nada nuevo. La misma Alhambra de Granada –a través de un Patronato– cobra la entrada, que después se ve reflejado en el buen estado de sus jardines, restauraciones o incluso actividades culturales que se realizan en su interior durante el año.

 

Este análisis de la situación actual de los espacios gestionados por la Junta y la posibilidad de cobrar llega, precisamente, justo en el año en el que el alcalde de Antequera, Manuel Barón, anunció que el Museo de la Ciudad sería gratis para todos a partir del año 2020. ¿Será finalmente posible o se rebajará la entrada del mismo?

 

La idea de la consejera de Cultura abre también el debate al control que se debería realizar en dichos espacios. Pagando o no, ¿debería preverse la cantidad de personas que van a acudir a un sitio antes de que vayan al mismo? ¿Tendría que haber un límite de aforo por hora para poder ver Los Dólmenes con la debida calma sin sobrepasar la cantidad diaria de personas que acuden al mismo? Todo indica que sí.