Era quien más se jugaba, el que más tenía que perder. Se podía haber ido como alcalde tras ocho años como dijo en un principio, pero luego entendió que le quedaba un ciclo más. Se le fueron de la lista pesos pesados, como Belén Jiménez, pero esta vez apostó por jóvenes talentos. Se le presenta ahora un tiempo de gratitud con Sevilla, donde en apenas un mes, les han abierto las puertas a proyectos que ni tan siquiera le atendieron al estar gobernada la Junta de Andalucía por el PSOE.Ahora, como dijo anoche, se muestra agradecido “por volver a hacer que Antequera sea gobernada por el mejor gobierno del mundo.

 

Dije que íbamos a ganar, a ganar y a ganar… y ahora os digo que vamos a gobernar, a gobernar y a gobernar”.Lo tendrá fácil tras dejar noqueados a PSOE y ‘Adelante Antequera’ (ojo, que Matas va a poner su cargo a disposición de la coalición y podría no seguir en el consistorio) y le ha cortado las alas que tenía Ciudadanos que coqueteó más con el PSOE que con ellos en campaña, y al final ni hizo falta un pacto a la andaluza.

 

Ha sido una campaña donde más que las promesas, programa y propuestas, ha funcionado la estrategia, la misma que el PSOE utilizaba cuando iba a los barrios y decía eso de... ¡Que viene la derecha!Ya no hace efecto y la gente ha respondido por tercera vez con absoluta a Barón. Comienza un interesante mandato donde si las arcas están saneadas y la Junta de Andalucía está dispuesta, ya solo faltaría el Parque de Bomberos de la Diputación para enmarcar los cuatro años.

 

Y si en el PSOE y los demás grupos de la oposición, pueden pensar quién dirigirán sus barcos para el 2023. ¿Quién será el sucesor de Barón? ¿Será Carmona como siempre lo fue Ruiz Espejo en el PSOE? ¿Será Juan Rosas? ¿O  apostarán por una mujer que haya estado o permanece en el equipo de gobierno de Barón?A pesar de estar en un mandato nuevo, ya se están viendo en el horizonte las próximas municipales.

 

Desde estas líneas, nuestro aplauso a los 19.926 antequeranos que fueron a votar. Nuestro ofrecimiento de nuevo al alcalde Manuel Barón y a los grupos grupos políticos, para seguir trabajando por y para Antequera, “y nada más, pero nada menos”, como decía nuestro recordado director y maestro Ángel Guerrero.Y casualidades de las vida... tercera vez que el alcalde Manuel Barón lleva al Señor de la Salud y de las Aguas en procesión antes de unas elecciones, y tercera vez que sale de alcalde. Con todos los respetos, la “rogativa” del PP hizo efecto, y Barón fue el varón que él solo pudo con todos y contra los problemas de su partido, tras el desastre de la última consulta nacional.

 

Empieza el tercer mandato de un alcalde que pasa ya a la historia democrática como el primero que superar tres elecciones con mayoría absoluta lo que le brinda la libertad de poder proponer y aprobar sus proyectos.Ojalá iniciemos un mandato con más colaboración y participación y menos enfrentamientos políticos donde Antequera siempre sea lo primero y el fin de todos los 21 concejales.