Las Municipales del próximo año estaban lanzando ya promesas, viajes, actos... que evidenciaban que estamos en puertas de unos nuevos comicios. Luego se unió el posible adelanto de las Autonómicas, y ayer viernes, la nueva posibilidad de las Generales. ¿Estamos locos o qué nos pasa?  

Los partidos políticos de la España de hoy tienen que aprender, cuanto antes mejor, a trabajar en consenso y por el bien común de los ciudadanos. Las mayorías absolutas creemos que se van a quedar en historia. Aunque visto lo visto, las van a disfrutar los partidos minoritarios que les garanticen mantener el poder.

El poder, ese mal aliado cuando se quiere utilizar para imponer. La verdad ya no es la verdad, es mi verdad; y si no estoy de acuerdo con la tuya, eres mi enemigo. No se opina, se insulta. Los valores se han perdido y hay que recuperarlos, se exponía este jueves en Málaga, en un congreso internacional de Periodismo en el que participamos.

Dentro de esa regeneración, de nuevo le insistimos a nuestras autoridades, que sus formas de actuar repercuten en la población. Que haya una cruz en una playa, o en un campo, no va a servir para arreglar nada, solo para incrementar la crispación.Quienes se levantan y se encuentran un problema de salud en casa, lo que querrían es que la Sanidad avanzara hasta tal punto de prevenir y curar y no tener que soportar esperas o por no tener dinero, no poder ser antes intervenido. Aunque cuando las cosas se tuercen, por mucho que hagas, no hay nada que hacer.

Quienes no puedan dormir por las deudas que tienen o porque no saben cómo llegar a fin de mes: ¿qué pensarán cuando vean esos tiras y aflojas entre los partidos políticos?Los que se encuentran solos, sumidos en soledad, qué se les pasará por la cabeza cuando vean números de teatro por las calles.No es la primera vez, ni será la última, pero creemos que la clase política, la de las siglas, no está en medio de la sociedad con sus problemas reales.

Aquí el problema no es ya tener una segunda ambulancia, mejorar el sistema sanitario, terminar la circunvalación, desbloquear el Palacio de Ferias, cumplir lo que la UNESCO nos pidió, dar cobijo a nuestros mayores, tener un retén de bomberos en el centro...

Lo que parece que temen es que se pueden quedar sin su “pan”. ¿Cuántos puestos políticos han trabajo antes en otro sector o tienen el porvenir resuelto si dejaran de tener el puesto político que tienen?Los que gobiernan, lo están para gobernar para todos. Los que están en la oposición, están para fiscalizarles.

Si hay que denunciar, al Juzgado o aprovechar las sesiones plenarias.Piensen en la mujer que espera la mala noticia de la enfermedad, en el que no puede estudiar porque no tiene beca o medio de transporte, el que sigue sin encontrar trabajo... El día que lo hagan, es cuando la gente volverá a creer en ustedes. Como muy pocos volverán a tener mayorías absolutas: aprendan a trabajar en consenso, no a venderse por 3 votos o el apoyo de partidos de minorías. ¿Quién da el primer paso?