En estos días de conmoción ante una situación no vivida por nuestra generación, nos viene a la mente qué estaría pensando el Infante don Fernando el 10 de abril de 1410, cuando tenía a su mando una tropa para reconquistar poblaciones del sur. Noche tras noche, se mantenía en vigilia por saber la responsabilidad de hacia dónde dirigir sus esfuerzos, sabiendo que todos estaban pendientes de su dirección, pero él no sabía qué lugar escoger. 

Creemos que es lo que le tiene que estar pasando al personal sanitario de Antequera, Málaga, España y de todo el mundo. La batalla está en la frontera, pero desconocen cuándo va a venir el enemigo, si elegirá un país, una ciudad, un barrio, una zona, en primer lugar, aunque saben que al final todas pasarán por la misma situación.Pero la incógnita es el saber por dónde empezar. Son tiempos de unión, de apoyo y de “improvisar”, esa mala recomendación que el español saber hacer de lujo desde sus orígenes.“Improvisar” en el sentido de ofrecerse a hacer mascarillas, gafas, alcohol, hospitales... pero también de informar a la persona mayor que no salga de casa y ofrecerle nuestra ayuda.Es tiempo de dejar las diferencias políticas, porque el coronavirus no entiende de lugar, ideología, sexo ni de dinero en el banco.

Es una pandemia y todos estamos expuestos.A los aplausos de cada noche, hay que sumar esfuerzos por ayudar a hacer lo posible por preparar una buena fortaleza como tenía Antequera. Pero por muy mal que se nos presente el enemigo, saber cómo superarla. Se avecinan días duros, en los que habrá bajas, situaciones extremas (no sólo perder la vida, sino despedirle en soledad)... y podremos llegar a perder los nervios, algo que no conviene.De entrada, en esta semana, las Urgencias del Hospital de Antequera funcionan como deberían de hacerlo siempre: para casos urgentes.

El problema será cuando el Hospital reciba más casos de los habituales y tenga que ampliar no sólo en camas, sino en edificios.Eso es lo que pasará aquí y en cualquier parte del mundo. Mientras tanto, si nos lo permiten, dejemos el móvil para criticar lo mal hecho (ya habrá tiempo tras la tormenta); y llamemos a familiares y amigos para decirles que les queremos, que les estimamos. Que esta enclaustración sirva para aprovechar cada segundo a la persona querida que tienes al lado, a la que puede que no le hagas caso por la vida que ya no llevamos, quizá por eso hemos llegado a esta situación.

Por nuestra parte, seguiremos informando comunicados oficiales, formando con lo que nos transmitan y entreteniendo con más de 100 años de Historia de Antequera recogida en el Periódico.Y, para despedirnos, adelantarles el final de lo que pasará (cuidado ‘spoilers’). Los nuevos Infantes don Fernandos se encomendarán a lo que se les aparezca (Medicina, Fe, Amor, Compañerismo...) y el Sol seguirá saliendo por Antequera y vencerá al Coronavirus, como Dios así lo quiso en 1410 y nosotros lo hemos mantenido hasta ahora.

 

 

Información básica para el coronavirus
·Teléfonos exclusivos para el Covid-19 “coronavirus: 900 400 061 y 955 54 50 60 (Salud Responde).

· No usar el 061 ni el 112: Las autoridades piden que no se llame a esos números porque colapsan las centralitas e impiden la atención de otros casos en los que hay una urgencia vital. Los números a los que hay que llamar para consultar dudas y hacer preguntas sobre el coronavirus son el 900 400 061 y el 955 54 50 60 (Salud Responde).

· Qué es el coronavirus: Virus que circulan entre animales, pero que algunos pueden afectar a los humanos, el nuevo se identificó en China a finales de 2019.

· Los síntomas: Fiebre, tos y sensación de falta de aire.

· Prevención: Lavar las manos frecuentemente. Evitar tocar los ojos, la nariz y la boca. Al toser, cubrir la boca con un pañuelo desechable o contra el brazo con el codo flexionado. Con síntomas respiratorios, evitar el contacto próximo con otras personas.

· Con síntomas: No acudir al Hospital, sino llamar a los teléfonos indicados: 900 400 061 y 955 54 50 60 (Salud Responde).

 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).