Siguen las dudas, pero se respira ilusión y esperanza. Queda mucha batalla por contener, pero las vacunas están para quedarse, como el virus. Volvemos a utilizar los datos con fines políticos, pero ya están vacunados la tercera edad y empiezan las personas hasta 56 años.