Unas Elecciones Municipales más en las que no hay un paso más en la Democracia: nuestro voto solo sirve para elegir una papeleta en unas elecciones donde se dice que cuentan más las personas que las siglas, pero donde tenemos que optar por un partido y no por las personas. Desde El Sol de Antequera volvemos a exponer la necesidad de las listas abiertas, o como se realiza para el Senado, donde podemos elegir a tres candidatos distintos, de diferentes alternativas.

 

No creemos que sea muy del siglo XXI que un votante dé su voto a una lista y luego, desde Antequera (o lo peor... Málaga, Sevilla o Madrid) decidan qué hacer con ellos. Nos explicamos. Que pacten varios partidos y que, por ejemplo, un partido que saque solo un concejal pueda conseguir que el partido mayoritario gobierne; o que las segunda, tercera y cuarta fuerza se unan para quitar a la primera.Pero lo peor de todo, que tras el 26 de Mayo, sean las ejecutivas o comités de los partidos los que hagan un reparto de cromos al estilo: “Yo me quedo con la Diputación y a ti te doy las alcaldías de Antequera, Ronda, Vélez y Campillos”, por citar nombre de localidades propias.

 

O que PP, Ciudadanos y VOX condicionen pactos a cambio de mantener el acuerdo autonómico. O que el PSOE y Unidas Podemos pongan en juego el futuro del Gobierno de Madrid, según lo que pase en comunidades autónomas o ayuntamientos.En un país donde Cataluña sigue en el punto de mira... ¿no se impone un 155 cuando un partido decide el futuro de una comunidad autónoma o el de la Alcaldía de una localidad?Si no hay listas abiertas, tampoco deberían de pactar. Porque no poder elegir a las 21 personas que queramos en los comicios donde cuentan las caras; es como usar el voto, sin permiso, de quienes acudiremos a las urnas el próximo domingo 26 de Mayo.

 

Los analistas políticos apuntan que cada partido tiene un voto fiel, otro que cuando esté disconforme con sus siglas, se abstiene; o cuando ve la amenaza que otros puedan gobernar, acuden en masa a las urnas. Pero también hay un gran porcentaje de votantes que cambian la papeleta analizando lo que conviene y para ello las listas abiertas deberían ser prioritarias.Creemos y, ésta es nuestra opinión, que el alcalde debería ser la persona más votada y que el resto de 20 concejales deberían ser los otros 20 por orden de votos. Y que entre todos gobernaran y se dedicaran a buscar lo mejor para Antequera.

 

Si son las elecciones de las personas, ¿por qué no podemos elegir, por ejemplo, a Manolo Barón, Sara Ríos, Kiko Calderón, Deborah León, Fran Matas, Margarita Conde, José Manuel García Puche, María Dolores Molina...? Por decir nombres de los partidos que hemos podido entrevistar cuando hemos escrito estas líneas. El futuro de la Democracia está en manos de quienes nos gobiernan. Y creemos que hay que evolucionar en ella. Si no, parece lo que intuimos que es: sólo nos quieren para votar y luego hacen con el voto lo que les conviene sin respetar lo que el pueblo ha dicho en las urnas. ¿Os atrevéis a gobernar los 21?