El Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio neto de 78 millones de euros al cierre del ejercicio2020, tras efectuar una dotación extraordinaria de 200 millones con objeto de cubrir el potencial impacto económico de la pandemia.

Excluida esta dotación extraordinaria, el resultado del ejercicio habría ascendido a 218 millones de euros, con un aumento del 26,6 por ciento respecto al resultado del ejercicio 2019.

Las principales claves de los resultados de Unicaja Banco en el ejercicio han sido: i) la capacidad de generación de resultados, que permite mitigar los impactos del COVID-19; ii) el crecimiento de la actividad de negocio; iii) la reducción continuada de los gastos de explotación; iv) la disminución de los activos no productivos, reforzando los altos niveles de coberturas,y v) las elevadas ratios de solvencia y liquidez, junto con el refuerzo de las ratios de capital, que confirman la fortaleza de la entidad para afrontar la situación actual y seguir dando respuesta a sus clientes en el actual contexto de dificultad. 

Unicaja Banco ha sido capaz de revertir los efectos negativos derivados de la paralización de la actividad originada por la declaración del estado de alarma, en el segundo trimestre, en su margen básico (margen de intereses + comisiones), con una mejora en el tercer y cuarto trimestres del 8,9 por ciento y del 3,7 por ciento, respectivamente, dejando su evolución interanual en un crecimiento del 0,2 por ciento. Dicha mejora se produce tanto en el margen de intereses (+9,2 por ciento en  el tercer trimestre y +1,1 por ciento en  el cuarto) como en las comisiones (+8,1 por ciento en el tercero y +10,7 por ciento en el cuarto).

Por otro lado, la contención de costes sigue siendo uno de los pilares de la gestión del Banco, habiéndose reducido los gastos de explotación, en relación con el ejercicio 2019, en 35 millones de euros (-5,7 por ciento). Todo ello ha llevado a la entidad a la mejora de su resultado básico (margen intereses + comisiones - gastos de explotación) en un 18,0 por ciento en relación con el ejercicio anterior.

Unicaja Banco ha conseguido, a pesar de las adversas condiciones económicas, seguir disminuyendo sus activos no productivos e incrementar al mismo tiempo el alto nivel de las coberturas y sus ya destacadas posiciones de liquidez y solvencia, potenciando su situación de fortaleza frente al incierto escenario económico. En este sentido, al cierre del año, la ratio CET-1se sitúa en el 16,6 por ciento y la de capital total en el 18,2 por ciento, situadas entre las más elevadas del sector, con un aumento del exceso sobre los requerimientos SREP hasta los 1.332 millones de euros.

En este escenario, Unicaja Banco continúa, como ha venido haciendo desde el inicio de la pandemia,con su apoyo y respuesta a las necesidades de particulares, empresas y autónomos, y en especial a los colectivos más vulnerables, adoptando medidas y soluciones flexibles, participando en la aplicación de las iniciativas del Gobierno y sectoriales, y desarrollando medidas propias, e impulsando diversos protocolos de actuación para garantizar el servicio y reforzar la protección y seguridad de clientes y empleados.

Hasta el momento, la entidad ha aprobado más de 12.500 solicitudes de préstamos con aval ICO de autónomos y empresas, por un límite de 900 millones de euros, y tramitado más de 23.800 solicitudes de moratoria, tanto legales como sectoriales, sobre préstamos hipotecarios y personales, que afectan a un volumen actual de crédito de aproximadamente 860 millones de euros, de los que mantienen vigente su moratoria únicamente en torno a 570 millones de euros.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 6 de febrero de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).