La Diputación de Málaga va a movilizar este año 233 millones de euros en un plan extraordinario de inversiones y actuaciones, denominado ‘Plan Málaga’, para hacer frente a las graves secuelas económicas y sociales que el coronavirus Covid-19 está provocando en familias, trabajadores y empresas de la provincia.

La institución provincial ha realizado un importante reajuste del presupuesto de este año que, unido a los remanentes de 2019, va a permitir poner en marcha un conjunto de medidas y proyectos centrados en el empleo, la recuperación de la actividad económica de la provincia, las ayudas al tejido productivo y las políticas sociales y de apoyo a las familias.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha detallado este martes 12 de mayo las líneas prioritarias de este plan junto al vicepresidente primero y responsable del área de Desarrollo Económico y Social, Juan Carlos Maldonado.

Salado ha explicado que el ‘Plan Málaga’, diseñado en un tiempo récord, es el más ambicioso acometido hasta ahora por la Diputación y supone una apuesta histórica para hacer frente al enorme desafío que la epidemia del coronavirus ha supuesto para todos. Igualmente, ha incidido en que es fruto del intenso trabajo del equipo de gobierno, formado por Partido Popular y Ciudadanos, en coordinación con el esfuerzo de los trabajadores de la institución provincial, y para el que se ha contado con las aportaciones que se solicitaron a los grupos de la oposición.

“Hemos incorporado la mayoría sus propuestas -ha añadido- y esperamos que voten a favor de la modificación presupuestaria que queremos aprobar en el pleno previsto para el día 20. Las necesidades y problemas de los malagueños apremian, y no hay tiempo que perder en estériles pugnas políticas. Estamos de acuerdo en el 90 por ciento  del contenido del ‘Plan Málaga’ y hay que ponerlo en marcha cuanto antes”.

Por ello, considera fundamental el diálogo y la cooperación entre las instituciones y los partidos para que este plan sea un éxito, “no sólo de la Diputación, sino también de todos los ayuntamientos, que son protagonistas del mismo, y de las empresas, autónomos y trabajadores de la provincia”.

Provisión de los fondos del plan

El presidente de la Diputación ha concretado que los 233 millones del ‘Plan Málaga’ proceden básicamente de tres fuentes. Por un lado, los remanentes de tesorería tanto de la Diputación como del Patronato de Recaudación Provincial y de los Consorcios de Residuos, Bomberos y Aguas, que suman en total cerca de 60 millones de euros.

Además, otros 28 millones de euros se obtendrán de una modificación del presupuesto de este año que se debatirá por la vía de urgencia en el pleno del miércoles próximo. “Hemos revisado de arriba a abajo el presupuesto y hemos cambiado -ha precisado- el uso de partidas por valor de 28 millones de euros, que corresponden a actuaciones que no se han podido ni podrán realizar por la epidemia o que hemos considerado no prioritarias en estos momentos de emergencia”.

Y a las dos cantidades anteriores se unen 145,4 millones de euros del presupuesto de la Diputación de este año, que se mantienen vigentes porque están focalizados en las nuevas prioridades: el empleo, las ayudas a los sectores productivos y las políticas sociales.

Apuesta por el municipalismo y por la autonomía local

Francisco Salado ha desglosado las principales líneas del ‘Plan Málaga’, destacando que contempla una apuesta sin precedentes por los ayuntamientos y por la autonomía local. “Nunca la Diputación ha transferido más dinero a los municipios, porque consideramos que son la administración más cercana a los ciudadanos y que con mayor agilidad y urgencia puede dar respuesta a sus problemas y necesidades”, ha indicado. Al tiempo, ha insistido en que confía en que el Ministerio de Hacienda permita utilizar también el superávit, “un ahorro que pertenece a los malagueños”.

En este sentido, se inyectará a los ayuntamientos de la provincia más de 70 millones de euros hasta final de año. Una de las medidas que se ha decidido es adaptar el Plan Provincial de Asistencia y Cooperación, dirigido a los 87 municipios menores de 20.000 habitantes y que este año está dotado con 33,8 millones de euros, para atender las necesidades más urgentes de los pueblos.

En marzo, se transfirieron a los ayuntamientos 15 millones de euros como fondos incondicionados y quedaban 18,8 millones por repartir en diferentes programas de obras, suministros y servicios que habían sido seleccionados por los consistorios antes de que comenzara la crisis. De esa cantidad pendiente, para facilitar que los municipios dediquen los fondos a los proyectos y actuaciones que les permitan atender las prioridades ocasionadas por la crisis sanitaria, 17 millones de euros se emplearán en lo que cada ayuntamiento estime más urgente. Y los 1,8 millones restantes se destinarán a obras que ya estaban programadas y comprometidas.

Otra medida que afecta directamente a la tesorería de los ayuntamientos es que la Diputación, además de sufragar las cuotas de los municipios de menos de 5.000 habitantes correspondientes a los consorcios de Bomberos, Residuos y Agua, también financiará íntegra o parcialmente las cuotas del resto de municipios adheridos, lo que les va a suponer un ahorro a las arcas de esos ayuntamientos superior a los seis millones de euros.

Inversiones en infraestructuras y equipamientos

Paralelamente, se contemplan diferentes planes de inversión en obras, por valor de 65 millones de euros, lo que reactivará el sector de la construcción y permitirá la mejora o la construcción de nuevas infraestructuras y equipamientos, el arreglo de carreteras de la red provincial y la ejecución de proyectos de la Senda Litoral y del Programa de Fomento de Empleo Agrario.

En este sentido, Francisco Salado ha explicado que “estas actuaciones van a estar condicionadas a la creación de empleo, por lo que se podrán hacer incluso a través de planes de empleo de los ayuntamientos”.

Bonificación de estancias hoteleras

Además, Salado se ha referido a que el ‘Plan Málaga’ contempla medidas para paliar la grave situación del sector turístico, que ha sido uno de los más golpeados por esta crisis y que resulta fundamental para la economía malagueña y para los más de 140.000 trabajadores que dependen de él. Turismo y Planificación Costa del Sol cuenta este año con un presupuesto de 10,8 millones de euros para promocionar nuestro destino, y además la Diputación emprenderá un novedoso plan de bonificación de estancias hoteleras dotado con 2,5 millones de euros.

“Vamos a estar al lado del sector turístico, escuchando sus propuestas y necesidades, y desde luego rechazamos cualquier intento de discriminar a la Costa del Sol frente a otros destinos como Canarias en la aplicación de ayudas y medidas por parte del Gobierno”, ha resaltado Salado.

Apoyo a las familias más vulnerables

El presidente de la Diputación de Málaga también ha puesto el acento en el refuerzo de las políticas sociales. Para las ayudas a las familias y a colectivos y personas en situación de vulnerabilidad, este plan extraordinario contempla que el área de Ciudadanía se refuerce de manera extraordinaria.

Así, se van a destinar 20,6 millones de euros a políticas sociales, de los que 17,7 millones se dedicarán a reforzar los servicios sociales de la Diputación, sus centros de dependientes, y la ayuda a domicilio.Así mismo, se incluyen casi 1,2 millones de euros para medidas de apoyo a la industria cultural malagueña y a los creadores.

Inyección de liquidez a pymes y autónomos

Por su parte, Juan Carlos Maldonado ha incidido en la grave repercusión laboral que está provocando esta crisis sanitaria, recordando que Málaga ha sido la provincia en la que más ha subido el paro en abril, registrando más de 192.000 desempleados, con más de 17.000 solicitudes de ERTE que afectan a 93.000 trabajadores.Ha indicado que el ‘Plan Málaga’ se destina “a recuperar el empleo perdido y paliar las consecuencias negativas que esta pandemia ha tenido en el tejido productivo malagueño.

Y lo vamos a hacer, básicamente con la inyección de liquidez, a nuestros autónomos y empresas, a través de subvenciones fundamentalmente, y con la recuperación de los empleos que se han destruido. Más de 7 de cada 10 euros que gestionamos en el área los vamos a dedicar a estos fines”. Maldonado ha explicado que el presupuesto dedicado al área de Desarrollo Económico y Social tendrá un incremento muy importante, ya que pasará de los 7,98 millones de euros con que contaba este año a 19,5 millones de euros.

Esta cantidad se destinará para actuaciones en materia de empleo, apoyo al tejido productivo y Educación, Deportes y Juventud.Además, ha resaltado que 17,6 millones de euros (lo que supone el 90,5 por ciento del total) se dedicarán a programas de fomento del empleo, de formación y promoción profesional para adaptar las empresas a la nueva realidad y de promoción de nuestra tierra y de sus productos con una apuesta decidida por la digitalización que aumente y diversifique el aparato productivo y que ponga en valor su trabajo.

Juan Carlos Maldonado ha destacado que en el diseño del Plan de contingencia los dos partidos que forman el  equipo de gobierno trabajan, desde un principio, codo con codo y en una misma dirección. "No ha habido lugar para ideologías o colores políticos. Sólo un esfuerzo común, y de muchas horas, para diseñar un plan con el que pretendemos recuperar la economía y el empleo de la provincia que, sin duda alguna, tiene que ser la prioridad de todos", ha añadido.

Y ha insistido en que "hemos hablado con agentes sociales de la provincia, cuyas propuestas hemos tenido en cuenta, así como las del resto de los grupos de la oposición, que hemos incorporado prácticamente en su mayoría. Concretamente, un 80 por ciento de las medidas que nos han presentado tanto el PSOE como Adelante Málaga a esta Delegación de Desarrollo Económico y Social, esta Vicepresidencia, las ha incorporado. No puede haber intereses partidarios, no nos lo podemos permitir. La única vocación que tiene el partido al que represento es trabajar por el mejor futuro para nuestra provincia". 

 

 

 

 

 
 
 
 
 

Información básica para el coronavirus
·Teléfonos exclusivos para el Covid-19 “coronavirus: 900 400 061 y 955 54 50 60 (Salud Responde).

· No usar el 061 ni el 112: Las autoridades piden que no se llame a esos números porque colapsan las centralitas e impiden la atención de otros casos en los que hay una urgencia vital. Los números a los que hay que llamar para consultar dudas y hacer preguntas sobre el coronavirus son el 900 400 061 y el 955 54 50 60 (Salud Responde).

· Qué es el coronavirus: Virus que circulan entre animales, pero que algunos pueden afectar a los humanos, el nuevo se identificó en China a finales de 2019.

· Los síntomas: Fiebre, tos y sensación de falta de aire.

· Prevención: Lavar las manos frecuentemente. Evitar tocar los ojos, la nariz y la boca. Al toser, cubrir la boca con un pañuelo desechable o contra el brazo con el codo flexionado. Con síntomas respiratorios, evitar el contacto próximo con otras personas.

· Con síntomas: No acudir al Hospital, sino llamar a los teléfonos indicados: 900 400 061 y 955 54 50 60 (Salud Responde).

 
 
 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 16 de mayo de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).