El Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio neto de 159 millones de euros al cierre de los nueve primeros meses de 2019, lo que supone un aumento del 11,8 por ciento respecto al mismo período del ejercicio 2018.

La mejora de este resultado está fundamentada en un aumento del margen bruto -impulsado por el incremento de un 5,1 por ciento de las comisiones netas- y en una disminución de los gastos de explotación del 2,5 por ciento, así como en unas reducidas necesidades de saneamientos. También mejoran los ingresos por dividendos, los resultados de operaciones financieras y otros resultados netos de explotación.
Asimismo, en este período destacan: i) el incremento del crédito y de las nuevas operaciones de financiación crediticia, ii) el crecimiento de los recursos vista y fuera de balance, iii) la disminución de los activos no productivos, a la vez que se mantienen los elevados niveles de cobertura, iv) el mantenimiento de los altos niveles de solvencia, y v) los altos y holgados niveles de liquidez.

En los nueve primeros meses de 2019, el Grupo Unicaja Banco mantuvo unos elevados niveles de generación de resultados, que permiten alcanzar un beneficio neto de 159 millones de euros, con un crecimiento interanual del 11,8 por ciento. Los principales factores del mantenimiento de esta alta capacidad de generación de resultados son la mejora del margen bruto, la disminución de los gastos de explotación en el marco de una política de mejora de la eficiencia, y unas reducidas necesidades de saneamientos, motivadas tanto por la reiterada caída del volumen de activos no productivos como por los altos niveles de cobertura existentes.

El margen bruto sube un 6,8 por ciento respecto a septiembre de 2018, debido al impulso de los ingresos por comisiones –que crecen el 5,1 por ciento-, los ingresos dividendos, los resultados de operaciones financieras, y otros resultados netos de explotación.

Otro factor relevante en la evolución de los resultados es la reducción de los gastos de explotación, del 2,5 por ciento en relación con el mismo período de 2018. Esto propicia que el margen de explotación antes de saneamientos suba un 22,9%, alcanzando los 331 millones de euros a cierre de septiembre.

En los nueve primeros meses de 2019, el Grupo Unicaja Banco ha mantenido unas reducidas necesidades de saneamientos, si se tiene en cuenta que ha anticipado en el tercer trimestre el reconocimiento de los gastos de reestructuración pendientes por unos 40 millones de euros. El coste del riesgo de crédito recurrente y los saneamientos de adjudicados se mantienen en niveles bajos, dados los significativos niveles de cobertura y la continuada reducción de los activos no productivos. Con todo ello, la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) se situó a cierre de septiembre en el 5,4 por ciento. 

Más información, edición impresa sábado 2 de noviembre de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).