La empresa Padepán se moviliza "en contra de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) que promueven dos productoras de la comarca al considerar que no aglutina a la mayoría del sector Fabricantes del mollete, en contra de la Indicación Geográfica Protegida que promueven dos productoras de la comarca al considerar que no aglutina a la mayoría del sector", denuncia en un comunicado Remedios Tortosa.

 

Según expone han consultado a la "Comisión Nacional de La Competencia si contraviene el libre mercado y han trasladado la queja a la UE a través de eurodiputados".

La citada empresa amplía que ha contactado con varias empresa que fabrican diariamente el producto típico y les respaldan en su exposición "al entender que la IGP que promueven dos productoras de la comarca a través de la ‘Asociación Pro-mollete de Antequera’ supone una exclusión deliberada y partidista en la creación del mollete por considerar que les favorece sólo a ellos y no aglutina a la mayoría del sector, integrado por un número mucho mayor".

Consideran que "se está vulnerando la normativa de la libre competencia al impedir a los productores --que ahora fabrican el mollete de Antequera  fuera de los municipios que contempla la IGP en trámite-- que sigan haciéndolo en igualdad de posibilidades y según méritos, condiciones justas, equitativas y en idénticas condiciones a los que no estén dentro de la zona geográfica". 

Piden, por tanto, al organismo europeo "que debe vigilar e investigar las prácticas y ayudas estatales anticompetitivas, a fin de garantizar condiciones de competencia equitativas para las empresas de la UE y asegurar una oferta amplia y precios justos para los consumidores".

La queja "ha sido trasladada a eurodiputados de varios partidos en los que aseguran que la IGP se ha iniciado a espaldas de la gran mayoría de los principales productores del mollete con la intención de excluir a la competencia".

Por ello "piden el veto a la aprobación europea del mollete antequera como IGP. Las rúbricas corresponden a una decena de fabricantes que dicen representar el 85 por ciento de la producción del mollete y que actualmente dan trabajo a 80 personas, según recoge el documento".

Los empresarios que firman la iniciativa de Padepán, temen que "en cuanto se obtenga la IGP y la asociación se convierta en consejo regulador, ente auspiciado por la administración pública, se excluiría de poder acceder a un determinado sector del mercado a fabricantes haciendo peligrar los citados puestos de trabajo".

Su temor lo harán llegar "a la Diputación de Málaga al contravenir la naturaleza del proyecto de la marca Sabor a Málaga que busca promocionar los productos de toda la provincia y no sólo de dos de los municipios".  

Desde Padepán, una de las firmantes, "no se explican cómo puede permitirse sólo a fabricantes de Antequera y Fuente de Piedra si se pretende defender el origen histórico de la fabricación del mollete que partió de Antequera y luego se extendió a otros municipios de la comarca y no sólo a éste".

Así, estos empresarios antequeranos tienes su centro de producción en Mollina, "otra localidad de la comarca, y cuenta con una antigüedad mayor que la fábrica de Fuente de Piedra. Desde esta empresa aseguran que las gestiones en torno a la IGP surgió de la inquietud de todos los productores de la comarca que fueron convocados inicialmente a una reunión en 2004 auspiciada por el Ayuntamiento de Antequera".

Posteriormente "se creó una asociación para la promoción del mollete sin contar con los primeros participantes en las reuniones, entre ellos algunos de los firmantes, que intentaron adherirse al colectivo realizando consultas jurídicas y pidiendo intermediación del Consistorio. No obstante, la asociación nunca respondió a los empresarios interesados en incluirse en la asociación", concluyen.

Más información, edición impresa sábado 11 de mayo de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).