Adif ha finalizado los trabajos de rehabilitación de los daños causados por el fuerte temporal de lluvias del pasado mes de octubre en la línea de ancho convencional Bobadilla-Algeciras. Estos daños se concentraron en distintos puntos dentro de los primeros 30 kilómetros de la línea, entre las estaciones de Bobadilla y Almargen, en la provincia de Málaga.

Adif ya ha entregado a la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria toda la documentación necesaria para el restablecimiento de la circulación y, una vez obtenida la preceptiva autorización, la línea se reabrirá al tráfico ferroviario, así lo han comunicado el subdirector de Infraestructura y Vías de la Dirección General de Conservación y Mantenimiento de ADIF, Ignacio Meana y el subdirector de Operaciones Sur  Juan Alberto Artuna, durante su visita en la mañana de este viernes 26 de abril a dicha línea ferroviaria. 

El importe de las obras de reparación se eleva a 25,34 millones de euros (sin IVA), en los que se incluyen otras actuaciones desarrolladas en los tramos Córdoba-Bobadilla y Bobadilla-Málaga a su paso por las provincias de Málaga y Sevilla. En estos tramos la circulación pudo ser restablecida en los días siguientes al temporal. 

Para la recuperación de la infraestructura en la línea Bobadilla-Algeciras, Adif ha tenido que realizar una compleja labor para desmontar muchos tramos de vías afectadas y proceder al saneamiento y limpieza de la plataforma, incluidas las cunetas y las obras de drenaje transversal existentes. Además, en algunos puntos se ha reconstruido la plataforma, se han ejecutado nuevos montajes de vía y se han realizado desguarnecidos para la depuración del balasto, así como múltiples actuaciones para aumento de capacidad hidráulica y obras para protección de la infraestructura. 

La zona más afectada fue la ubicada en el punto kilométrico 3/200, donde las lluvias provocaron el desbordamiento del arroyo de las Tinajas en el municipio de Campillos (Málaga), que provocó el colapso del terraplén existente entre los puntos kilométricos 2/800 y 3/500 y de la obra de drenaje transversal del trazado ferroviario, dejando la vía suspendida en el aire. 

Para su recuperación, y una vez llevados a cabo los trabajos previos de topografía y acondicionamiento de la zona, se procedió a la construcción de un puente, de 85 metros de longitud y 17 metros de altura, que viene a sustituir la infraestructura afectada. Dicha estructura está formada por tres vanos que salvan el Arroyo de las Tinajas. El tablero tiene un ancho de 8,6 metros para vía única, que permitirá la electrificación futura de la línea.


Además de la construcción del viaducto, se ha realizado el montaje de la vía y la reposición de todos los cables de comunicaciones, y se ha procedido a proteger el cauce mediante la colocación de escollera en los márgenes del arroyo y así evitar que se siga erosionando. También se han ejecutado caminos de accesos a pilas y estribos que garanticen en el futuro inspecciones y mantenimientos del viaducto.

Obras de renovación en la línea Bobadilla-Algeciras
Por otro lado, Adif continúa desarrollando las obras proyectadas para la renovación y electrificación de la línea Bobadilla-Algeciras, con una inversión global de unos 350 millones de euros.

Esta línea de ancho convencional, de 176,2 kilómtros dispone actualmente de vía única no electrificada, formando parte de los corredores Mediterráneo y Central definidos en la Red Transeuropea de Transporte. Las obras en marcha se engloban dentro de las actuaciones para la modernización de la conexión ferroviaria, con el objetivo de potenciar el tráfico de mercancías y la mejora de la conexión con el puerto de la Bahía de Algeciras. 

Más información, edición impresa sábado 27 de abril de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).