Las naves sin uso del fallido anillo ferroviario en Bobadilla se reutilizarán como centro de desarrollo de 'Virgin Hyperloop One' en España, lo que llevará a una creación de 250 empleos directos y pruebas del futuro tren que llegará a los 1.200 kilómetros por hora, según anuncia ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias).

Tras las conversaciones el 9 de mayo de 2018, por el anterior ministro de Fomento Íñigo de la Serna, este martes 7 de agosto, ADIF ha firmado un acuerdo con Virgin "para establecer el Centro de desarrollo de Virgin Hyperloop One en España" que iría en la nave de experimentación" de Adif situada en Bobadilla (Antequera), que generaría 250 puestos de trabajo directos y cientos de empleos indirectos.

El alcalde de Antequera Manuel Barón, se congratula del anuncio del acuerdo "sobre la instalación del Hyperloop en las instalaciones de Adif en Antequera, en las naves de Bobadilla".

Recuerda que se pone fin a unas conversaciones que se llevaban meses gestionando por el anterior Gobierno de Rajoy, que casi estaba listo en mayo y se ha cerrado ahora.

Para Antequera, "significa un nuevo apoyo y respaldo para la importancia ferroviaria en Antequera" y sabe que el anterior presidente, Juan Bravo, ya había dejado casi todo hecho para que la hoy responsable, antes número 2, Isabel Pardo, culmine las gestiones.

Termina sus declaraciones ante la inversión ferroviaria que "generará empleo tecnológico, de calidad y primer nivel y situará a Antequera y a toda la provincia de Málaga como puntera en tecnología ferroviaria en toda España".

También se podrán utilizar las vías del AVE Antequera-Sevilla hasta Marchena que se quedaron sin desarrollarse por parte de la Junta de Andalucía.

Un referente mundial en España  

Destacan desde el organismo de Fomento que "convertirá a España en referente mundial del nuevo sistema de transporte", con el que se comprometen "a colaborar para la implantación de un ecosistema de innovación de alta tecnología que atraerá a empresas españolas y multinacionales".

El proyecto permite "aprovechar las sinergias derivadas de la ubicación en el Centro de Tecnologías Ferroviarias (CTF) de Campanillas (Málaga) de The Railway Innovation Hub, integrado por 60 empresas expertas en el ámbito de la innovación ferroviaria".

Así lo han establecido en un acuerdo la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera Posada, y el CEO de Virgin Hyperloop One, Rob Lloyd, para poner en marcha de un centro de pruebas y desarrollo de tecnología avanzada y la consiguiente implantación de un sistema de innovación que atraerá a empresas multinacionales y españolas. 

Tras meses de negociaciones y estudios, Virgin Hyperloop One ha elegido a España "como localización internacional para el desarrollo y la fabricación de prototipos comerciales por la experiencia única en ingeniería de infraestructuras y en tecnología de Adif, la disponibilidad de talento altamente cualificado y el liderazgo de nuestro país en el transporte de alta velocidad".

 

 

Pruebas de alta velocidad de hasta 1.200 kilómetros por hora

Con esta iniciativa, se va a desarrollar, probar y validar en Antequera los componentes de este sistema diseñado para desplazamientos de hasta 1.200 kilómetros por hora, consiguiendo posteriormente su certificación según la regulación europea.

Una vez superadas estas fases de pruebas y validación, el Centro permanecerá en España dando soporte a las operaciones, el mantenimiento y la expansión internacional del sistema.

La nave de experimentación de Adif en Bobadilla comenzará a utilizarse por un arrendamiento comercial, contando con una superficie superior a los 19.000 metros cuadrados, espacio que permite acomodar los equipos requeridos para las pruebas de hardware necesarias para el desarrollo de esta tecnología de alta velocidad. 

El valor de la instalación será de aproximadamente 430 millones de euros, incluyendo zonas de fabricación, plataformas de prueba y equipos de Virgin Hyperloop One. La inversión está supeditada a obtener 126 millones de euros en convocatorias de ayudas públicas (préstamos y subvenciones a I+D+i para las instalaciones)".

Se generará 250 puestos de trabajo directos y de alta cualificación en los próximos cinco años y "de cientos de puestos indirectos mediante la creación de un ecosistema necesario para la fabricación de sistemas Hyperloop a nivel mundial". sigue Adif.

Además, el modelo servirá para que las empresas puedan exportar sus habilidades y productos a otros países donde se comercializan los proyectos de Virgin Hyperloop One.

El sistema norteamericano posibilitará contar con la innovación en materiales, la producción de sistemas de levitación magnética, la seguridad en túneles, técnicas avanzadas en electrónica y telecomunicaciones, procesos complejos de operaciones de transportes en demanda, nuevas aplicaciones telemáticas entre la infraestructura y los vehículos.

Por otra parte, se unirá al aprovechamiento del "The Railway Innovation Hub" situado en el Centro de Tecnologías Ferroviarias (CTF) de Adif, situado en el Parque Tecnológico de Andalucía, en Campanillas (Málaga). Este Hub está formado por 60 empresas expertas en distintos ámbitos de innovación en tecnologías ferroviarias.



Nuevo sistema de transporte
El sistema de transporte 'Virgin Hyperloop One' cambiará la forma de viajar, mejorando los flujos de carga y la logística bajo demanda, con grandes beneficios socioeconómicos, ofreciendo un sistema de red que conecte ciudades alejadas y reduciendo los tiempos de viaje de una hora a minutos, siguen desde el organismo dependiente de Fomento.

Las personas y mercancías se desplazarán mediante vehículos que se aceleran gradualmente por propulsión eléctrica dentro de tubos a baja presión. Los vehículos flotan sobre la pista con levitación magnética y se deslizan a velocidades similares a las del avión debido a la resistencia aerodinámica ultrabaja.

El sistema es completamente autónomo y cerrado, eliminando impactos por errores humanos y condiciones climáticas adversas. Además, como se trata de un sistema eléctrico, no tiene emisiones de carbono directas.

La compañía Virgin Hyperloop One ya ha conseguido ensamblar la cápsula y desarrollar el sistema de levitación y guiado, el sistema de propulsión, el tubo, la creación de vacío y, en el año 2017, alcanzó una velocidad de la cápsula de 387 kilómetros en sus instalaciones de ensayo de Nevada.

Más información, edición impresa sábado 11 de agosto de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).