El Pabellón Fernando Argüelles de Antequera es la sede nacional del Tenis de Mesa hasta el próximo domingo. Cabe destacar, que la Copa de SSMM los Reyes se celebrará del 11 al 14 de enero y la final masculina será retransmitida por Canal Sur 2 en diferido el sábado 16 de enero.

 

 

Se presumía gran partido entre un líder, equipo de los menos goleados de toda España, con una gran diferencia de puntos sobre el segundo, que parece asegurarle estar entre los cuatro de la liguilla de ascenso, y un Antequera que venía de ganar en su campo a dos de esos equipos, Almería B y Vélez y que bajo la dirección de Óscar Mena, ha cambiado su juego, haciéndolo menos vistoso pero más práctico y emocionante para el espectador porque ve como el equipo lucha totalmente por el balón y, como en el partido de hoy, aprovecha la velocidad de Tunde, cada día mejor en su solitario papel de luchar contra toda la defensa contraria, mientras el resto del equipo se repliega un poco, para aguantar al contrario, sin dejar de intentarlos contraataques, por medio de Tunde unas veces, otras por jugadores que se colaban por los extremos. Mientras, la defensa funcionando a tope, como el meta Rafa, y anulando las escasas ocasiones del líder, casi siempre “a balón parado”.

 

Los Reyes de este año se adelantaron para los cadetes del equipo de Balonmano Antequera, que el pasado 23 de diciembre recibían por parte de la empresa antequerana Mollete San Roque, un chaquetón para la equipación del club con el logotipo de la empresa patrocinadora, junto con un surtido de productos recién elaborados.

 

Cerca de un centenar de socios disputaron el pasado sábado 2 de enero el VI Torneo "La Perdiz" en Antequera Golf bajo la modalidad Stableford Individual. El torneo estuvo organizado por Juan Carrión, presidente del comité de competición de caballeros y por Mari Carmen López y tuvo como vencedores a Juan Carlos Gómez Gómez en categoría masculina y Susan Cotter en femenina. Manuel Migueles Prieto fue el ganador del Scrat.

El corredor antequerano del Gedysa, Carlos Sierras, participó el pasado domingo día 3 de enero en la IV Carrera Urbana de Año Nuevo celebrada en la localidad malagueña de Alfarnate, consiguiendo entrar decimonoveno de la general y cuarto en su categoría, Veteranos A, un puesto que ha repetido en varias ocasiones en la presente temporada y que demuestra su gran progresión atlética, más aún, teniendo en cuenta que el antequerano ha estado varios fines de semana sin competir.
 

Las fechas navideñas ofrecen un pequeño parón deportivo para los distintos equipos de la base de Antequera Club de Fútbol, momento que es aprovechado para participar en distintos torneos navideños.

Uno de ellos, fue el celebrado este pasado fin de semana del 2 y 3 de enero en la localidad cordobesa de Puente Genil, con la participación de los equipos benjamines, alevines e infantiles que se vieron las caras con los equipos de estas mismas categorías del Córdoba, Málaga, Granada 74 y el Salerm Puente Genil.

 

 

El Almería encajó la cuarta derrota de la temporada tras caer ante el Antequera en derrota justa. Los tres puntos se fueron para tierras malagueñas, gracias a los méritos del Antequera, que no fue, ni mucho menos, el equipo que se esperaba, flojo y bajo de moral. Su nuevo entrenador, ha insuflado confianza al equipo, impone un sistema de juego sin tanto virtuosismo, pero con la meta puesta en el gol, asegurando bien la defensa, siendo incansable en el centro del campo y buscando el gol a la menor oportunidad. El ex jugador del Mallorca y Atlético de Madrid que dirige al Antequera, demostró conocer la importancia de los puntos en juego y salió a por ello.

La crisis económica se notó también en los deportes. En la Asobal, hubo un "pacto de caballeros" para reducir todos los presupuestos, a la vista del bajón de los patrocinadores, pacto del que, como suele ser habitual, huyó el Barcelona. Ello hizo que en muchos clubes, al reducir los presupuestos bajara la calidad de los equipos, renunciando a extranjeros y dando oportunidad a los canteranos que pedían paso.

Mal año 2009 para nuestro Antequera Club de Fútbol que descendió de Segunda B a Tercera, algo que se veía venir y no se frenó. El nuevo presidente, ése tan gran aficionado como gran industrial que es José Luis Morilla, ideó un proyecto nuevo, para el que no regateó esfuerzo, pero, salvando las distancias, le pasa lo que al Real Madrid, que ficha a una constelación de jugadores, a un gran entrenador, pero ello quiere decir que se asegura, "un gran equipo", no un "equipo para ascender".

Hay que conjuntar a los jugadores, hay que eliminar sus "tics" anteriores e imbuirles sistemas nuevos... Eso hay que hacerlo jornada a jornada y la verdad es que, como por otro lado es normal en estos casos, los resultados no van como se quisiera, los esfuerzos no se notan en la clasificación…

La directiva, tras el resultado de Huétor, "aceptó la dimisión" de García Cantarero, un buen entrenador que nos ofreció un fútbol "bonito", pero no el "que hacía falta", el que impone la Tercera: un equipo aguerrido, fortísimo en defensa, goleador; más o menos el que consiguió Tello el año del ascenso. La directiva, portadora del sentir de la afición, considera que sería un fracaso no clasificarse para la liguilla de ascenso, pues su objetivo y el deseo de socios y público en general, no es otro que volver a Segunda B. La cosa es difícil, pero no imposible. Los jugadores, demostraron calidad en muchos partidos y atonía incomprensible en otros; algunos fichajes "de campanillas" no se justifican; la defensa no es mejor que la de los últimos años y en el ataque no hay quien transforme el dominio en goles… Por eso cuando el próximo domingo vuelva la competición, la afición está expectante: los buenos propósitos ¿se convertirán en realidad?

El nuevo entrenador ha prometido trabajo y romper la dinámica de perder, recuperar la moral de los jugadores; buscar el fútbol práctico, el que lleva a la liguilla de ascenso. Óscar Mena, ante el Ejido, no tuvo tiempo para cambiar, en 48 horas, el fútbol de los verdiblancos. Para cuando se reanude la Liga, seguro que han cambiado muchas cosas. Veremos si da resultado como, volviendo a salvar las distancias, le ocurrió al Real Madrid… Pero mientras, la afición tiene su papel: ayudar como lo ha hecho siempre.

Sentenciado en menos de 24 horas. La pobre imagen y el empate cosechado en la visita al recién ascendido Huétor Tájar por el Antequera, provocaron que el técnico Carlos García Cantarero fuera destituido como entrenador del Antequera a la mañana siguiente del propio partido disputado el jueves 17 de diciembre.

"Cosas del fútbol", como diría el director técnico Juanma Barroso, el caso es que Cantarero dejaba sin cubrir las expectativas de puntos previstas casi al final de la primera vuelta, situando al Antequera a 9 puntos de los puestos que dan acceso a la promoción por el ascenso a Segunda B, objetivo del primer equipo esta temporada. Ésa ha sido la razón por la que el club le destituía, encontrando sustituto tan sólo horas más tarde. El elegido es el ex jugador argentino Óscar Mena, conocido por su militancia en el Mallorca de Héctor Cúper hace algunas temporadas, o por su posterior paso por el Atlético de Madrid. Precisamente, en la actualidad se encontraba ejerciendo labores de segundo entrenador en el filial colchonero que milita en Tercera División.

Óscar Mena fue presentado en la tarde del propio viernes 18 de diciembre, jornada frenética en las oficinas del Antequera. Se convierte, en menos de un año, en el cuarto entrenador del Antequera Club de Fútbol con José Luis Morilla como presidente, tras "Tello", Jorge Muñoz y el citado Cantarero.

Mena afronta con ilusión su primera experiencia como primer entrenador avalado por la dirección deportiva del Antequera, que intuimos se puso en contacto con él antes del partido del Huétor Tájar, pues lo presenció desde la grada. El entrenador argentino advirtió que "el jugador que no sude la camiseta tendrá problemas porque no jugará", no concibiendo "gente pasota". En sus primeros encuentros con la plantilla, reconoció estar "muy satisfecho e ilusionado con una plantilla con muy buenas individualidades", admitiendo que le gusta el clásico esquema en 4-4-2 o el 4-2-3-1.