El joven novillero rondeño Javier Orozco ha tenido que aplazar su sueño de tomar la alternativa en Antequera. La ceremonia, que debía haberse celebrado el pasado 21 de agosto, fue pospuesta al próximo 12 de septiembre.

 

No será en la Real Feria de Agosto, sino a caballo entre las fiestas patronales de la Virgen de los Remedios y Santa Eufemia cuando finalmente tenga lugar la Goyesca. “Ha sido un duro golpe, pero vamos a buscarle el lado positivo que es que voy a tener casi un mes más para llegar a esta cita tan importante más preparado aún”, expresa Orozco.

Una de las cosas que “más coraje me han dado es que por cuestiones de fechas no pude estar anunciado en la Feria de Málaga, que era otra plaza en la que estaba loco por torear, y con el aplazamiento finalmente sí que podría haber hecho el paseíllo”, se lamenta.

Reconoce que, una vez que el Ayuntamiento comunicaba que no se iba a celebrar ningún tipo de actividad extraordinaria con motivo de la Feria, comenzó a temerse que su alternativa también correría el mismo camino por encontrarse toda la provincia en ese momento en Nivel 3 de alerta sanitaria: “Tenía mucho miedo de que se suspendiera como ha sucedido con la corrida de rejones, en lugar de aplazarse como ha sucedido; porque es un día que llevamos preparando mucho tiempo, y a una semana vista ya estaba totalmente mentalizado para hacer el paseíllo”.

“Cuando de repente te enteras que tienes que esperar tres semanas más, pues imagínate la sensación que se te queda. Es una mezcla de sentimientos rara, pero me queda la tranquilidad de contar con la confianza del empresario que quiere darla”, añade el rondeño.

Para ese día, espera contar con el respaldo de los aficionados de Antequera, y también de sus paisanos. “Ya solicité un número de entradas a la empresa, y creo que con el cambio de fecha vendrá incluso más gente porque hay muchas personas que han terminado ya sus vacaciones y podrán asistir”, indica Orozco, quien cifra en “unas mil personas las que creo que van a venir de Ronda, contando con las que me han pedido las entradas y las que a última hora se animarán a acompañarme”.

Confianza en la ganadería de Manuel Blázquez

Aunque no esconde que “el sueño de todo niño de Ronda que quiere ser torero es tomar la alternativa en su Maestranza”, no oculta su satisfacción porque el día más importante de su todavía incipiente carrera taurina sea en Antequera. “Ha podido ser en otros sitios, pero ahora mismo mi prioridad es triunfar en esta plaza, y si Dios quiere el año que viene volver y pisar todas las ferias importantes”.

Tiene muchas esperanzas depositadas en el juego que ese día ofrezcan las reses de la ganadería antequerana de Manuel Blázquez, que pastan en La Saucedilla, una finca que bien conoce el todavía novillero: “He ido muchas veces a tentar y a torear a puerta cerrada, y sé que es una gran ganadería con un gran fondo de clase y en la que confío al cien por cien”.

“No he visto la corrida, pero me han hablado muy bien de ella, así que solo espero que mis toros metan bien la cara y me dejen expresar todo lo que llevo dentro”, expresa al tiempo que se deshace en elogios hacia el que será su padrino de alternativa, Juan Serrano ‘Finito de Córdoba’: “El maestro Finito ha sido, es y será uno de mis toreros favoritos. Su forma de entender el toreo me encanta, e incluso me veo reflejado en muchas cosas en él, por lo que me hace una ilusión tremenda que sea mi padrino”.

Con respecto al testigo de la ceremonia, David de Miranda, nos cuenta que “el destino nos ha querido unir por segunda vez, porque su despedida como novillero sin picadores coincidió que fue en Ronda en mi presentación, la primera vez que me puse un traje de luces”. A modo anecdótico, aún recuerda “el gran quite que le hizo a mi novillo, aunque las orejas se las corté yo y fui el que salí a hombros”, bromea.

Un vestido goyesco con aires rondeños

Ya en capilla, como se dice en el argot taurino, Javier Orozco tiene ya todo preparado para hacer el paseíllo. “Será con un vestido goyesco muy rondeño que me he hecho para la ocasión, y que ya espera en casa para esa gran cita”, nos desvela.

A pesar de este lógico guiño a su tierra, el haber tomado la alternativa en la Goyesca de Ronda “es algo que siempre he tenido descartado, la verdad, porque aunque sería un sueño he preferido ser realista y reconocer que, a día de hoy, es algo imposible por cómo está planteado este espectáculo”.

No desespera, y espera a hacer méritos en el ruedo para que en próximos años se le tenga en cuenta en las Fiestas de Pedro Romero de la Serranía. “La plaza no la van a mover de ahí, todos los días paso por su puerta y me pregunto cuándo podré volver a pisar su albero, pero tengo mi espada y mi muleta para hacer méritos como matador de toros”.

Esta circunstancia “ha generado algo de revuelo entre los aficionados de Ronda, ya que hay muchos que no entienden que un rondeño tenga que tomar la alternativa de goyesco en Antequera”, pero él, ante todo, se muestra “agradecido al empresario Jorge Buendía que ha sido el que me ha dado la oportunidad y solo me queda responderle con todas mis ganas y toda mi ilusión”.

A la afición, tanto a los antequeranos como los rondeños, Javier Orozco les asegura “que van a vivir una tarde muy bonita”. “Estoy ansioso por escuchar esos olés rotundos de una plaza tan bonita como es la de Antequera”, añade.

Lo que es seguro es que esa tarde del 12 de septiembre va a suponer la culminación de un primer sueño que era ser matador de toros. Así llega tras haber obtenido importantes triunfos en plazas importantes, e incluso haber llegado a ser el líder del escalafón de novilleros en la temporada de 2019. “Me ha quedado como una espinita clavada el no haber podido ir a Madrid, pero aunque lo hemos intentado incansablemente no ha habido forma de acudir con ciertas garantías”. “Con la plaza de toros de Las Ventas se nos ha puesto todo en contra, porque el año pasado teníamos apalabrado ir dos tardes, una de ellas en San Isidro, pero todo se estropeó con la pandemia”, señala.

Aunque se plantearon aguardar un año más para tomar la alternativa con el objetivo de presentarse en Madrid, “hablando con mis apoderados llegamos a la conclusión de que me habría perjudicado más, por lo que tomarla en Antequera en esta fecha es lo mejor, y si Dios quiere iremos a Las Ventas ya como matador de toros para confirmar”.

 

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 4 de septiembre de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).
 

¿Y tras el 12 de septiembre? “Esperamos torear dos o tres corridas más, y después hacer una preparación intensa para intentar estar en la temporada de 2022 en todas las ferias que se pueda”, concluye.