Sebastián Podadera no deja de sorprendernos: esta vez con una exposición de pintura que es otra de sus pasiones, quizá la más desconocida, pero que se puede ver en la sala que Comercial del Bricolaje ofrece en su local de “Artekira” en calle Juan Adame.

La empresa de la familia González-Carbonero inició semanas atrás la iniciativa de ofrecer a artistas de la tierra de exponer obras suyas en una galería que han montado con vistas al exterior, por lo que se puede ver entrando al establecimiento o desde el escaparate de calle Juan Adame sea la hora que sea.

Tras las primeras obras de Jesús Romero y Felipe Sánchez, expone este mes Sebastián Podadera, personaje muy conocido y querido en la ciudad tras tantos años en el Manolo Bar y todas las iniciativas que ha promovido su familia. 

A pie de exposición, le preguntamos dónde surge su afición por la pintura: “Hace mucho tiempo. Desde el colegio ya tenía la rama pictórica, lo que pasa es que nunca me había dedicado a ella. Con el tiempo empecé cuando tenía el bar que abríamos por las tardes, y tenía turnos y tiempo, empecé a hacer algunas cosas en casa donde las guardo… Lo que ocurre es que tuve que dejarlo un tiempo porque se presentó el problema que tenemos... aunque también he pintado porque me sentaba y me ponía a la Reme a mi lado con música y ella le gustaba porque me lo pedía. Luego después ha venido una época en la que me he visto mal, pero incluso en esa época mala he estado pintando algo y ahora he vuelto a pintar. Es una forma de distraerme y de no estar con la cabeza en muchas cosas”.  

Dicen que los artistas reflejan su alma, su corazón o su vida, viven esos momentos… Cuando vemos a algunos paisajes nos recuerda pinceladas del propio Van Gogh con el colorido, el cielo que vemos con la ermita de la Vera Cruz… “La verdad es que Van Gogh me ha gustado siempre mucho y aunque no he ido nunca a muchos museos, a Madrid vino hace unos años una exposición suya y con mi hijo Sebastián fuimos a verla. Desde que la vi me gustó todavía más. Aunque yo no expreso como van Gohg, pero sus colores vivos es lo que trato más o menos de plasmar en mis cuadros”.

Ver los cuadros que expone nos recuerdan a otras obras pintadas antes por otros artistas, pero con un sello personal y de Antequera. “Son todas versiones de cuadros originales, míos originales tengo algunos en casa… Me gusta mucho comparar como ahora podemos hacer con internet y buscar cosas, voy mirando y saco las copias en la imprenta y tengo en casa un montón de láminas para inspirarme en el cuadro que más me gusta”.

Todos los días aprendemos algo. Antes de empezar la entrevista le preguntábamos y desconocíamos que el famoso logotipo e imagen del Manolo Bar o Discoteca Triángulo fue Sebastián el que lo diseñó. “Sí; también hice algunos de los logotipos de los locales nuestros”.

Ante una compleja Navidad

Va a ser diferente por muchos motivos, sabemos que personalmente complicada con visita entre su casa y San Juan de Dios (donde está internada su mujer por alzheimer) ¿qué pintaría? ¿qué llevaría ese cuadro de esta Navidad que se nos presenta tan compleja?: “Muchas veces he pensado en pintar un cuadro con muchas mascarillas porque es lo que vemos más ahora mismo. No le vemos la cara a la gente, no sabemos si están riendo, serios… Lo que pasa es que si pinto mascarillas digo: ¿todavía más mascarillas?... No voy a pintarlas… Ahora tengo un planteamiento de un cuadro que voy a empezar ahora que se me ha ocurrido porque quiero regalárselo a una persona ahora mismo importante para mí y es una copia del cuadro del Cristo de Dalí. Quiero que en el cuadro se refleje algo de Antequera”. 

Por último agradece a su profesor de pintura: “Yo admiro a Felipe; con él quiero continuar aprendiendo cosas para en un futuro, si Dios quiere, pintar cosas más reales todavía como pinta él”. ¡Vaya paleta!: Van Gohg, Felipe, Sebas, un triángulo, nunca mejor dicho. 

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 28 de noviembre de 2020. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).