Se abrieron las puertas de la Plaza de Toros de Antequera para no dejar en blanco el año taurino, acogiendo el Circuito de Novillas de Andalucía 2020 auspiciado por la Fundación Toro de Lidia y la Junta de Andalucía. José Cabrera, Juan Carlos Benítez y González-Écija protagonizaron la novillada con picadores en la tarde del sábado 19 de septiembre en Antequera.

 Mostraron ganas los tres novilleros que sabían lo importante de colarse en la final de este circuito donde el premio es participar en los carteles de Las Ventas y la Maestranza el próximo año, de ahí su empuje y el querer hacerlo todo y de la mejor manera posible. Además, los novillos ayudaron, mucho tiempo no se veían unas reses como las presentadas por los hermanos Domínguez Camacho en este coso taurino. 

José Cabrera inició la tarde con ganas de llevarse el pase a la final y recibió a 'Valdecastillo' en la puerta de chiquerros con una brillante larga cambiada a la que siguieron verónicas, chicuelinas y cerrando con serpentina a un novillo que presentó maneras entonces como haría despuésen el quite. El de Viator quiso hacerlo todo y puso banderillas aunque con suerte desigual. La faena, tras brindar a todos los compañeros que no se podrán vestir de luces este año, supo aprovechar las ventajas de su adversario a base de derechazos y circulares, aunque también probó suerte con la mano izquierda por naturales. Cortó una oreja tras segundo intento con el estoque, tras pinchar. Una oreja.

En su segundo, estuvo con menos temple, quizá por buscar los puntos en esta novillada para colarse en la final. No estuvo tan lucido con el capote, pero en banderillas puso un gran último par de mención. Entrados en faena, el novillo fue de más a menos y tuvo alfo de falta de fuerza, teniendo que exprimir el novillero todo lo que tenía para poder mostrar su arte. Al final, logró otro apéndice.

 

El fuengiroleño Juan Carlos Benítez, también quiso esperar a su primero en la puerta de chiqueros con una larga cambiada que no fue tan lucida por su compañero; a la que acompaó con una buena tanda de verónicas. En las banderillas, que también colocó él, destacaron un par al violíny un par de banderillas cortas al quiebro. Tras brindar su faena al público, su faena sintió la falta de fuerzas del novillo que fue aflojando, pero que tuvo gran nobleza siguiéndole en los pases a los que le faltó algo de liguazón para cuajar una buena faena. Mató a la primera de una gran estocada logrando una oreja.

En el quinto de la tarde, se mostró voluntarioso buscando el éxito. Puso un extraordinario par de banderillas al violín en las tablas ajustarídimo. El novillo no le acompañó en la faena, donde a pesar de todo, mostró temple para lograr sacárselo todo, dejando ver su calidad torera. Erró con el estoque. Aplausos.

El más joven de la terna, González-Écija tuvo una excelente faena en su primero de la tarde, el mejor novillo además. Recibió con unas verónicas templadas llevándose la primera ovación, a la que continuó con su quite por chicuelinas rematadas por en revés cuando iba al caballo. Brindó esta faena a los responsables de poner en marcha el circuito, la Fundación Toro de Lidia con Victorino Martín al frente y el responsable de asuntos taurinos de la Junta de Andalucía, Miguel Briones.

Estuvo soberbio con la muleta desde el centro del ruedo exponiendo su ortodoxia torera y deleitándose con la mano izquierda, toreo lento y puro al que acompañó el novillo. Gran faena en su totalidad también en los medios y con la izquierda, remantando la misma con una estocada certera que le valió dos orejas y la vuelta al ruedo al novillo concedida por la presidencia.

En su último, no tuvo surte con el novillo que quizá fue el menos noble de sus hermanos. A pesar de ello, el joven ecijano tiró de muleta para intentar sacar algo de su adversario, fue claro en lo que buscaba hasta donde le dejó la res. No contó con la suerte a la hora de matar, pinchazo y media estocada, para ya con un aviso, descabellar. Destacable en esta faena la ovación que recibió su subalterno Curro Robles por sus impecables dos pares de banderillas en el último de la tarde.

Ficha del festejo


Lugar: Plaza de toros de Antequera.

Ganadería: Novillos de Domínguez Camacho, bien presentados y de nobleza, destacando los tres primeros 'Valdecastillo' , de nobleza y bravura; 'Irreal' que presentó formas aunque no terminó de cuajar en el conjunto de la faena y el mejor, el tercero, 'Tamborilero' que lo tuvo todo en el albero y que se mereció la vuelta al ruedo en la plaza entre los aplausos del tendido.

José Cabrera: azul añil y oro; pinchazo y estocada (oreja); estocada (oreja).

Juan Carlos Benítez: verde esperanza y oro; estocada (oreja); pinchazo (ovación).

González-Écija: rosa palo y oro; estocada (2 orejas); media estocada, descabello (ovación).

Incidencias: Entrada  de unas 500 personas con todas las medidas de seguridad, distancias en una tarde desapacible y fresca con llovizna antes del inicio del festejo con la Banda de Música Vera Cruz de Almogía que dio un toque de corneta al inicio con un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus, seguido del himno nacional.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 19 de septiembre de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).