La vida es un abrir y cerrar de ojos donde lo malo viene sin avisar, por lo que no hay mejor manera que afrontar el día a día que el humor. Una sonrisa es el mejor antídoto ante los problemas actuales, como la psicosis de la pandemia. 

De ahí que los actores Javier Vallespín y Manolo Medina volvieron a llenar y triunfar en Antequera en una noche diferente, extraña, donde el día de fiesta local de la Real Feria de Agosto de Antequera de 2020 se tuvo que conformar con una actuación en el Patio del Ayuntamiento con 99 sillas, para mantener las distancias preventivas por el coronavirus.

No hicieron falta tres funciones, ni un teatro con escenario, ni iluminación ni sonido de estudio... sólo las ganas de subirse a las tablas de Javier Vallespín y Manolo Medina. Se agotaron las entradas que permiten las circunstancias y de nuevo triunfaron el dúo que sacaron una y otra vez las carcajadas de los presentes. Los hemos visto ya tantas veces, que aunque creas que vas a escuchar lo mismo, siempre te sorprenden. Puede que sea por las circunstancias, pero la consideramos como su mejor actuación en Antequera hasta la fecha.  

Empezó el actor jerezano Manolo Medina, deambulando por el escenario, con su abanico y su parrafada inicial sobre Antequera: lo fácil que es aparcar, el calor que hace y la ciudad donde el sol siempre está presente. Se apagan las luces y aparece como una estrella, uno de los nuestros, el actor, el amigo, el vecino de a pie, el fenómeno Javier Vallespín. Dicen que Antequera es complicada para los suyos, pero no es cierto cuando vemos cómo le aplaudieron al salir ante su gente. Impresionante.

La obra "Qué buena suerte tengo pa'tó" la sentimos esta vez como un mano a mano, en el que los dos figuras, Vallespín y Medina, Medina y Vallespín, lo dieron todo. Aunque tienen su guión, buscaron cómo superarse uno a uno en cada parte de la representación.

No faltaron alusiones locales al alcalde por si les estaba llamando para que dieran un pregón y traer a Falete, al celador Paco Peramos o la comida casera del Juanchi, entre otras alusiones. Javi Vallespín, al entrar traía la cenizas del "casero" del piso que había muerto, iniciando el tira y afloja de ambos, en el que se aludió a temas de actualidad como la fuga del rey Juan Carlos o su 'amiga' que nos ha traido el 'corinavirus'.

Al final, guardando las medidas protocolarias y dando gel hidroalcohólico, invitaron con más de dos metros de distancia a un par de asistentes para terminar su espectáculo, donde el público no paró de ovacionarles por la noche que le ofrecieron en el día grande de la Real Feria, el de la fiesta local, limitado por la pandemia.

Este año no hubo casetas, no hay toros ni grandes conciertos, pero de momento, "orejas y rabo" para Javier Vallespín y Manolo Medina que salieron de nuevo por la puerta grande, al darlo todo, levantar los ánimos y sacar las carcajadas una y otra vez de los presentes.

Ya en la recta final de este sábado, Marta Soto a las 22 horas de nuevo en el Patio del Ayuntamiento; y una hora antes, a las 21 horas el domingo 23, Compañía Timbleque con un espectáculo familiar, para concluir el ciclo de conciertos en el consistorio en los días de la Real Feria de Agosto de Antequera de 2020.

 

 

 
 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 29 de agosto de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).