Las circunstancias adversas no han hecho que otra de las grandes citas del verano en cuanto a Música se refiere (junto al Nájera Jazz y Antequera Blues Festival) se adaptara a las circunstancias de seguridad existentes. Y es que el arte de nuestra ciudad fue el mejor vehículo para mostrar que nada ni nadie puede con esa raíz que todo lo integra, ese árbol que crece desde dentro que es el Flamenco y que quedó patente que tiene mucho por mostrar en nuestra ciudad.

La Noche Flamenca de Santa María se transformó en Noche Flamenca en el patio del Ayuntamiento, y en noches, porque fueron dos días, el viernes 7 y sábado 8 de agosto, en los que se presentó un cartel más cercano a todos con artistas locales.

Luis Perdiguero fue el encargado de abrir la cita el primer día, demostrando ese flamenco característico que lo ha llevado a pasear su nombre por toda la geografía. Al final de su actuación, por fandangos destacó las letras compuestas por Rafael Ladrón de Guevara, donde añadió: “En Antequera, tenemos talento, hay que mirar por él”.

Tras él, fue el turno de Esther Merino que volvió al escenario de nuestra tierra donde ha participado varias veces. Encandiló al público con su dominio de los palos del flamenco.

Los platos fuertes de la noche llegaron de la mano de Ana Pastrana que sigue siendo todo un referente del baile, su interpretación sublime siempre sabe llegar a lo más hondo del aficionado. Algo que su pupila, Victoria Amador ‘La Rubia’ continuó, mostrando que sigue avanzando, mucho más relajada que cuando bailó en Canal Sur; con más seguridad y desparpajo. 

Esa noche estuvieron al toque Nono Reyes y Luis “El Salao y las palmas Tate y Cepa Núñez, Ramón Heredia y Luisa Chicano.

 

 

La noche del sábado 8 de agosto

Francisco López volvió a presentar el espectáculo, como el día anterior, donde comenzó José Chamizo al cante. Sabor de la tierra, de cante vistoso y puro el que mostró ante su público que lo ovacionó.

Manuel Cástulo de regreso también a esta que se está convirtiendo su casa, mostró lo propio de su cante y dominio del flamenco. Al toque estuvieron, Manuel Heredia y Andrés Cansino.

El malagueño Cuadro Flamenco de Antonio de Verónica cerró de forma sublime dos noches de flamenco, dos noches de arte antequerano en este verano.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el viernes 14 de agosto de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).