Cuando en el pasado mes de diciembre Antonio Navarro ‘Navi’ presentaba el libro “Treinta años mal contados de Blues en Antequera” no se le pasaría por la cabeza, que justo cuando se cumplía esa cifra todo iba a cambiar radicalmente en un Festival de Blues de los más antiguos de España.

 

Ya con todo pasado, queda para el recuerdo esta trigésima edición que cambió de nombre, ‘Antequera Suena a Blues’; cambió de ubicación, pasó de Santa María a cuatro patios en el centro de la ciudad; cambió en el modo de acceder, de ser al aire libre para todo el mundo, a recinto acotado con invitaciones; cambió su forma de relacionarse, con distancias y mascarillas; pero no cambió para nada, su esencia. 

Muchas complicaciones seguro que surgirían los días previos y el mismo viernes 31 de julio para la puesta en marcha de este Antequera Blues Festival de 2020, pero al final, mostraron siempre lo mejor del panorama actual con bandas que siempre han respondido sobre las tablas de este programa de blues de referencia nacional y también, internacional.

Seis bandas, cuatro escenarios y dieciséis conciertos son los números que engloban esta edición que ya forma parte de la historia, por todo lo que ha conllevado su celebración y la forma de hacerlo: medidas de seguridad, asientos con distancia, mascarillas y aforos limitados.

Pero no por ello ha sido menor en su calidad y en su esencia, porque el Antequera Blues Festival es intrínseco a la ciudad de tal forma que por mucho que todo se tenga que transformar, perdurará.

Los conciertos del viernes 31 de julio

Por ello, el viernes, el primer día, comenzaron los conciertos con expectativas máximas y ganas de asistir a estas actuaciones. Comenzó la noche a la vez en las primeras sesiones, con Kid Carlos Band que quiso ofrecer parte de su repertorio, y a la vez algunas versiones o recordatorios como el ofrecido a Peter Green fallecido hace unos días.

 

Lito Blues Band tuvo que hacer frente a la indisposición de Lito Fernández, alma de la banda, que fue sustituido por David Quintero, habitual con ellos y que hizo que no se notara la ausencia del malagueño.

 

 

Mientras sonaba la inconfundible voz de Suzette Moncrief en el patio del Ayuntamiento; en el del Museo de la Ciudad de Antequera, The Blue Stompers rompía el ritmo al son de la armónica de Victor Elmore Sanchez, un grupo que siempre responde en sus actuaciones.

 

Y en el patio de la Biblioteca, marcando el sonido de la noche, se escuchaba a Richard Ray Farrell que se llevó al público de calle con el ritmo impuesto por los Bárez y Troy Nahumco.

 

 

Lleno en cada una de las sesiones, a las 22 y 23,30 horas; a pesar del calor que ya se notaba en la noche del último día de julio.

 

El cierre de las actuaciones el sábado 1 de agosto

La ola de calor no se hizo notar en las ganas de blues del público, que volvieron a responder a la llamada del Antequera Suena a Blues, en su segunda noche.

Kid Carlos y compañía cambiaron de patio, pasando al Ayuntamiento, donde volvieron a mostrar su calidad sonora.

En el patio de San Juan de Dios, les relevaron el matrimonio musical formado por Hot Nasho y HF Pat; una combinación perfecta en The Hill Frequencies.

 

 

El patio de la Biblioteca volvió a subir los decibelios del fin de semana con Richard Ray Farrell, un blues auténtico, del que levanta al público cada año en Santa María y que este año se tuvieron que conformar con quedarse sentados.

Y los jóvenes de Wasabi Cru, mostraron la mirada a otros géneros musicales, con el soul, funky y jazz sonando en el patio del Museo.

 

 

El Festival pudo contra viento y marea, calor, mascarillas, recintos y distancia, demostrando que a esta cita, no la tumba ni el más temible de los virus.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 8 de agosto de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).