Antequera abrió su feria taurina en esta Feria de Primavera 2019, con el primer cartel preparado por Taurina de Buendía que se completará en agosto, abriendo en esta ocasión la puerta grande el granadino David Fandila 'El Fandi', cortando además una oreja cada uno, 'El Cid', que se despedía de la Plaza y Paco Ureña que se estrenaba en el mismo coso.
 
Hubo suerte desigual en los toros presentados por Hijos de Dolores Rufino, flojos en fuerza aunque con nobleza algunos de ellos, especialmente destacable el quinto de la tarde.

El Cid pisaba el coso antequerano de nuevo, no lo hacía desde 2011 y era por su despedida de los ruedos. Puso ganas e intenciones en el primero, que ya mostró lo que haría el resto del ganado de la tarde, una falta de ímpetu que castigaría a todos los diestros en sus faenas. El Cid los intentó ligando muletazos y derechazos clásicos, al natural y por la izquierda, pero sin ser una buena faena. Dos pinchazos, un pinchazo hondo y cuatro descabellos tuvo que dar para matar al toro con silencio para cerrar el primero.

En el segundo quiso ir a por todas, buscando esa ansiada puerta grande para despedirse de los antequeranos, pero no puedo ser. La mejor parte llegó con la muleta trabajando una faena que inició apoyándose en las tablas con derechazos magistrales. Mostró ese buen toreo del que siempre hizo gala en Antequera, donde siempre salió a hombros. 

Fue una muy trabajada faena, apoyado en las tablas con unas tandas de derechazos por alto en el sitio de antonomasia. Mostró sus grandes dotes toreras, muestra de los grandes triunfos conseguidos en Antequera. Certera estocada que no fue suficiente para que el presidente Francisco Fernández (acertado, aunque duro en su decisión en la despedida del diestro) diera la segunda oreja. 
 
'El Fandi' aprovechó el mejor ganado y salió a hombros en Antequera
El diestro granadino tuvo en suerte a las mejores reses de la tarde. El primero fue de más a menos, un buen inicio recibido de rodillas y una larga cambiada junto a las tablas, gustándose por verónicas y un buen quite tras el puyazo. Brindis al público de las banderillas, poniéndolo en pie tras el tercero al violín. Pero el toro que estaba en todo su esplendor fue a menos, sacándole con esfuerzo algunas tandas con la izquierda y derechazos. Mató tras más de media estocada y un certero descabello. Un aviso y una merecida oreja.
 
En el quinto, el mejor de la tarde, a pesar del mal presagio que tenía en el recibimiento con la capa, puya y banderillas, pudo sacarle el diestro más de lo que se imaginaba el tendido. Con la muleta estuvo firme el diestro, que previamente había recibido la mejor de las ovaciones en el tercio de banderillas; viniéndose arriba con derechazos, naturales y la izquierda, ligando una buena actuación con la muleta en una res que buscaba el trapo. Lástima que tarde, porque habríamos estado hablando de quizá, otro indulto para 'El Fandi' si hubiera sido más regular. Al final logró la oreja que le abría la puerta grande, matando a la primera en los medios y con descabello.
 
Paco Ureña no pudo lucir el arte que tiene ante el peor lote de la tarde. Los toros mostraron poca fuerza, y él tuvo que lidiar con esa suerte en sus dos astados. En el primero puso voluntad y ganas, pero fue un rajado toro que fue cada vez a menos. Presentó su calidad en el debut en Antequera, pero no tenía con lo que trabajar. En la espada no estuvo fino, matando tras cuatro pinchazos, de una estocada hasta la bola y descabello. Tuvo un aviso y aplausos.
 
Para el segundo quiso resarcirse, pero de nuevo la falta de ganas en el toro le hicieron frenar sus ganas de agradar a los antequeranos. Le puso empeño con el capote, pero sn continuidad necesaria para arracar la ovación y aunque con la muleta demostró esa torería de la que hace gala con finura en sus pases naturales y con la izquierda, el toro no terminó por facilitarle la labor. A pesar de ello, tras estocada, aviso y descabello, logró la oreja, la primera que corta en Antequera.
 
 
Ficha del Festejo
 

Ganadería: Toros de Hijos de Dolores Rufino (flojos de fuerza en toda la tarde, destacó la bravura del quinto, el mejor).

Diestros:

Manuel Jesús El Cid: de verde botella y oro; pinchazo y descabello (silencio); estocada (oreja).

David Fandila “El Fandi”: de azul purísima y oro con ribetes negros; estocada y descabello (aviso y oreja); estocada y descabello (aviso y oreja).

Paco Ureña: de gris ceniza y oro; cuatro pinchazos, estocada, descabello (aviso y aplausos); estocada, descabello (aviso y oreja).

Incidencias. Más de media entrada con calurosa tarde con 30 grados al inicio presidida por Francisco Fernández Gómez, asistido por Francisco López y Gabriel Rando. Se estrenaba como delegado gubernativo, el subinspector Miguel David González, que junto a su equipos de Policía Nacional realizó un magnífico trabajo en el callejón.

 
 
 
Más información, edición impresa sábado 8 de junio de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).