El Museo Conventual de Las Descalzas inaugurará su sala de exposiciones temporales el próximo viernes 15 de febrero, con una muestra pictórica de Jesús Romero Benítez bajo el título de “Arquitectura y escultura entorno a la Semana Santa de Antequera”.

El historiador del Arte y pintor (concejal y alcalde que fue de Antequera) ha recibido el encargo de las religiosas del Museo Conventual de Las Descalzas que tras 20 años, quieren adaptar la Sacristía en una sala de muestra temporal.

Veintidós serán los cuadros que se expongan con paisajes urbanos, interior de iglesias y primeros planos de todas las cofradías que procesionan en Semana Santa. Se podrá visitar del 15 de febrero al 3 de marzo, en horario normal del Museo con visita a todas las instalaciones y de forma extraordinaria gratuita, solo la muestra, de 19 a 21,30 horas.

“Son ámbitos que están relacionados con la Semana Santa. Antequera tiene una particularidad, que las cofradías permanecen en el mismo sitio en las que fueron fundadas. Y la relación edificio-monumental, iglesia y cofradía está muy unida”, destaca Romero. 

Son obras pintadas desde 2012 hasta la últimas de 2019. “El más antiguo es el de Carvajal ante el Señor del Mayor Dolor que fue portada del libro que escribí sobre el artista y el último es el de la Virgen de los Dolores que está todavía manchado y terminado de definir”. 

Aunque algunos nos recordarán antiguas fotografías, el artista ha buscado también una visión diferente: “He pretendido, en algunos casos, poner la escultura con un tratamiento, con un textil diferente para que enlace más con el concepto de historia de la pintura del Barroco, por lo que hay recuerdos de Murillo, de Velázquez y no van con la indumentaria propia actual de la Semana Santa”.

Uno de los que más le ha gustado es el del Niño Perdido de la Cofradía de ‘Abajo’: “No aparece con su túnica bordada, ni con su aureola de plata, sino con una camisola blanca como los niños que tiene Murillo, con un fondo de celajes”. 

Todo surgió cuando “me plantearon que su apertura, ha llegado la hora de exponer nuevos fondos que les están donando como el de la Virgen del Rosario, así como habilitar una sala que sirva como de exposiciones temporales como será la mía, que abrirá un nuevo reclamo para visitar el museo conventual”, concluye el pintor.

  

Más información, edición impresa sábado 2 de febrero de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).