El Conservatorio de Música de Antequera celebró su clásico concierto navideño -fin de trimestre- este miércoles 19 de diciembre en la iglesia de las Descalzas, que se llenó completamente ante el espectáculo. Todos los asistentes pudieron disfrutar de una serie musical de muchísima calidad que duró aproximadamente una hora.

 

En primer lugar, se guardó un minuto de silencio por el asesinato machista de la joven profesora de Zamora Laura Luelmo en Huelva. Tras este gesto, alumnos y profesores se unieron en el escenario improvisado en este enclave religioso para interpretar obras desde la época del Barroco hasta el siglo XXI, abarcando un gran espectro de géneros y estilos propios de cada etapa histórica.

Las obras que se interpretaron denotaron el gran crecimiento musical de los alumnos, ejecutando temas de gran dificultad técnica. Hubo desde solistas instrumentales, música de cámara, agrupaciones musicales, coros y orquestas.Arrancaron la veda los alumnos del Departamento de Guitarra con una actuación conjunta a cargo de Ana Barboteo, Carlos Cabrera, Ismael Jesús Conejo, Juan Ignacio Gallado, Beatriz Gamiz, Adrián Lanzas, Laura Ruiz, María Teresa Trujillo y Lidia Muñoz. Interpretaron los ‘ransle Simple y de Poictou’ de Claude Gervaise.

Le siguieron dos solos. Primero, Laura Campos, que tocó los temas ‘Bourrée de la Suitte en Mi menor para laud’ de Johann Sebastian Bach y ‘Andreina-Valse Venezolano nº2’ de Antonio Lauro; y, en segundo lugar, David Jiménez, que interpretó ‘Torija’, del autor Federico Moreno Torroba.Continuó el Departamento de Música de Cámara con la obra de ‘El Cisne’, de Camille Saint-Saëns, a cargo del dúo de Alba Medina, al chelo, y Quiong Pérez, al piano. Asimismo, la violinista Ángela Durán, el chelista Francisco Rubio y la pianista Marta Tejero interpretaron el Trío nº7 de Beethoven.

También hubo espacio para los clarinetes, con la interpretación de ‘4 Danzas Eslavas’, de Dvorâk; para la orquesta de cuerda, con Intermezzo, de Mascagni; y  acompañamiento de la agrupación instrumental con las obras de Nicolaas Snel ‘Kerry Polka’ y ‘Fly Around’, y ‘Hungary Mungary’ de Butterworth.

Un final de espectáculo con gran espíritu navideño

El concierto finalizó con un gran ambiente navideño gracias a la interpretación de villacincos con las orquestas y los coros en el estrado.Ambos grupos interpretaron ‘Somewhere in my memory’ y ‘Noche de Paz’, de Franz Gruber. Por su parte, el coro del Conservatorio también deleitó a los presentes con cuatro canciones típicas de la época actual: ‘La Navidad llegó a la ciudad’, ‘La Marimorena’, ‘Hacia Belén’ y ‘Pero mira cómo beben’.

Cabe destacar la ausencia de los alumnos de piano de cola en esta comparecencia musical, ya que, según nos informó la directora del Conservatorio de Música, Teresa Moreno, “no hay un lugar con piano de cola en Antequera, por lo que tiene que alquilarse. Dicho alquiler es muy caro y solo se hace para el concierto de final de año, que se hace en junio”.

Asimismo, al final del acto, se sortearon las cestas de Navidad del Conservatorio, que tienen por objetivo recaudar fondos para el Viaje de Fin de Estudios de los alumnos a Madrid.

Más información, edición impresa sábado 22 de diciembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).