Goyesca de estilo y maestría en el 90 aniversario de la primera celebrada en la Plaza de Toros de Antequera donde Manzanares se alzó con el premio a Triunfador de la Feria y Fortes lograba también el pase a la puerta mayor. Morante por su parte dejó el regusto de que en su primero, al que cortó una oreja, le pudo sacar más.
Había ganas de goyesca en Antequera, y obviamente de toros de a pie, el festejo por excelencia en la Plaza de Toros de Antequera con un cartel que auguraba éxito si la tarde acompañaba (y los toros), de hecho, el cambio de Cayetano (lesionado) por Fortes hizo que el público llamado por su reciente éxito de Málaga acudiera más al coso.
 
Desfile previo goyesco desde el Ayuntamiento hasta la Plaza de Toros, con la Banda de Música de la Vera Cruz de Almogía. En el burladero municipal, acompañaba al alcalde Manuel Barón, el presidente de Murcia, Fernando López, así como el de la Diputación Provincial, Elías Bendodo; además de los alcaldes de Yecla y San Javier.
 
Morante de la Puebla en su primero salió con ganas en su reencuentro con Antequera y seguir con sus últimos éxitos. Su maestría se notó desde el inicio con el capote por verónica y en general una buena faena, especialmente, por la derecha ante un toro al que ya al final de la corrida y haciendo balance le pudo sacar algo más. Antes de entrar a matar, una templadísima tanda de derechazos y estocada que le valió una oreja.
 
En su segundo, un toro flojo y con falta de trapío al que le costó entrar al envite tanto con el capote como con la muleta, donde consiguió sacarle algunos pases que quedaron en la nada. Pinchazo y silencio.
 
Manzanares ofreció lo peor y mejor en una tarde desigual con las reses. Su primero fue nefasto para el toreo, sin fuerzas ni mansedumbre, el madrileño intentó sacarle algo con el capote, siendo aún peor con la muleta con la que se quedó en blanco. Certera estocada y pitos en el arrastre a “Variado”.
 
El quinto de la tarde cambió las tornas, a pesar de que con el capote y en el tercio de varas presagiaba de nuevo mala faena, pero Manzanares recompuso al toro, bregando con él hasta los medios y sacarle el jugo a base de tandas de derechazos y naturales, propios de su apellido. Por unos instantes, cerrabas los ojos y veías a su padre en el albero antequerano. Se vino arriba y a pesar de la falta de fuerzas que tenía el rival, se gustó y logró el triunfo con una gran estocada. Dos orejas y aplausos para “Casonero” de Garcigrande.
 
El malagueño Jiménez Fortes estuvo atrevido y valiente en su primero. Inició la faena con el capote por verónicas para continuar con la muleta con la derecha tirando de técnica y valor en los medios. Después se iría a las tablas donde de rodillas sacó unos derechazos espectaculares aplaudidos por una afición que siempre se entrega con su arte. No tuvo suerte en la estocada, pinchazo y caída, que le valió una oreja.
 
Para cerrar la tarde el joven malagueño esperó algo más de un toro que tenía un buen presagio tras su acometida con el caballo, pero que no terminó de romper con la muleta a pesar de sus esfuerzos con estatuarios, desplantes, derechazos y técnica mostradas. El toro se fue rajando y gracias a la buena estocada que le asestó logró un nuevo trofeo con el que volvió a abrir la Puerta Grande en Antequera.
 
Antes, el alcalde Manuel Barón y el presidente de la Peña Taurina los Cabales, Juan Herrera, entregaron el Premio al Triunfador de la Goyesca, que concede el Ayuntamiento de la Ciudad, este año a Manzanares. Culminaba la primera feria de Jorge Buendía en Antequera
 
 
 
La corrida de toros de estilo goyesco que cerraba la feria taurina
Desigual presencia de los toros en esta segunda de abono, bien presentados en su conjunto, pero faltos de fuerza, especialmente los de Fermín Bohórquez, pitados por su ausencia de trapío y encaste, por la contra de los de Garcigrande, compartido con Domingo Hernández.
 
Morante de la Puebla, de celeste y azabache: estocada (oreja); pinchazo (silencio).
 
José María Manzanares, de aguamarina y azabache: estocada (silencio); estocada (dos orejas).
 
Saúl Jiménez Fortes, de verde y cabos blancos: pinchazo y estocada caída (una oreja), estocada (oreja).
 
La plaza registró tres cuartas partes en una tarde soleada con ligera brisa al inicio.
 
Presidencia: Francisco Fernández Gómez, acertado en sus decisiones. Asistido por Francisco López y en lo veterinario, Ángel Caracuel. Delegado Gubernativo, Juan Antonio Santaella.
 
Más información, edición impresa sábado 1 de septiembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).