Tras la inauguración de la Feria a mediodía, la Real Feria de Agosto de Antequera de 2018 tuvo un espectacular lleno en el Ayuntamiento para acompañar a Inmaculada Carrasco en su proclamación como Regidora y cautivarse por el emotivo y genial Pregón de Miguel Herrera que sacó los recuerdos del niño que lleva dentro y animó a los antequeranos a exponer la alegría de su interior para vivir intensamente las fiestas.

Dos grandes fotografías antiguas de un tíovivo y una pareja vestidos de feria, formaban el decorado ideado por José Carlos Capella y el propio Miguel Herrera.

El acto fue conducido por el responsable de Prensa y Protocolo del Ayuntamiento de Antequera, Pablo Javier Guerrero, quien empezó con estas palabras: "Ya estamos todos diciendo que “ya está aquí el aire de la Feria”, y tiene su explicación… Ocurre que el viento, vigía permanente de Antequera desde ese balcón enorme de la sierra del Torcal, ha notado el bullicio de las calles que realzan su belleza". 

"El murmullo de cada día, se transforma en ruido bullanguero de cantes, bailes y muestras de la alegría contagiosa de la Feria. Los abrazos entre los familiares y amigos que tanto tiempo llevábamos sin ver, el sonido de las sevillanas que surge de las casetas, la alegría de los niños viendo tan cerca sus atracciones, el tren, los cochecitos que les harán vivir sus sueños… se mezcla con el salado aroma de la gastronomía de nuestra tierra que se sugiere por todos sitios".

Y es que, "vigía permanente de Antequera, desde el balcón enorme de la sierra del Torcal, el aire de la Feria quiere sumarse a la fiesta moviendo las faldas, enredando el pelo… y volviendo locas a las veletas, haciéndolas girar y girar… ¡Es que ha llegado la Feria, la Real Feria de Agosto! Y ahí están las grandes figuras de la Fiesta Nacional y de la Canción, dispuestas a hacer grandes éstas ya de por sí nobles fiestas".

Tras su poética presentación, dio la bienvenida a las autoridades, recordó la presentación del Cartel pintado por Santiago Mejías y presentado por Manoli González, dentro de una Feria que este año "tiene el privilegio de cumplir su 270 aniversario; casi tres siglos de una misma Feria, una misma ilusión llena de música y farolillos, de trajes de gitana… y de antequerana; de imponentes y bellos caballos, de ambiente en las calles con vecinos y visitantes, en definitiva, una ilusión que cada año vuelve a embaucarnos en torno a nuestra Real Feria de Agosto en Antequera". 

 

 


Introducción musical de las hermanas Pascual

Las dos destacadas artistas del violín, las hermanas Patricia y Cristina Pascual Godoy, introdujeron el acto con su repertorio que fue muy aplaudido. Tras su formación en Málaga, Londres y Bruselas, han realizado conciertos por toda la geografía española con diversas formaciones camerísticas y orquestales.

Actualmente, Patricia es profesora de violín en el Conservatorio Profesional de Cádiz y componente de la Orquesta Sinfónica de Málaga; por su parte, su hermana Cristina, es integrante de la conocida Film Symphony Orchestra y de la Young European String Camerata.  

Interpretaron clásicos andaluces como “Danza Española número 5 andaluza”, “Tango número 2”, “Rumores de la Caleta, Malagueña” o la “Romanza Andaluza”, obras de Enrique Granados, Isaac Albéniz y Pablo de Sarasate con arreglos para violín de Kreisler y adaptación a dos violines a cargo de las propias Patricia y Cristina. 

 

 

 
 

Nombramientos de Regidora, manolas y Pregonero de la Real Feria de Agosto de Antequera

Seguidamente, la Secretaria Accidental del Excelentísimo Ayuntamiento de Antequera, Paola Montenegro, dio lectura al acuerdo de Junta de Gobierno Local de nombramiento de Miguel Herrera como Pregonero de la Real Feria de Agosto de Antequera 2018, haciendo entrega del mismo el alcalde de la ciudad, Manuel Barón.

También se agradeció la labor de la la Regidora del año 2017, Marisa Gómez Delgado, que deja su puesto a Inmaculada Carrasco Carrasco. La teniente de alcalde Ana Cebrián le entregó con un ramo de flores. Y fue el momento de la proclamación de la Regidora de 2018. "Una persona antequerana por los cuatro costados, constante trabajadora y ejemplar integrante de la vida social antequerana".

Así, de nuevo la Secretaria Accidental del Ayuntamiento de Antequera procedió a la lectura del acuerdo de Junta de Gobierno por el que se otorga el nombramiento de Regidora a Inmaculada Carrasco Carrasco. Hizo la entrega del título el propio Alcalde y la teniente de alcalde Ana Cebrián entregó un abanico de Regidora y Marisa Delgado le entregó un ramo de flores.

A continuación se nombró a cada una de las 'manolas' que este año son: Ana Carrasco Carrasco, Carrasco Herrero, Presentación Carrasco Verdejo, María Luisa Gallardo Flores, Ana González Carrasco,  María Luisa Maldonado Carrasco y Teresa Pérez Ruiz. Todas ellas recibieron un ramo de flores y un abanico conmemorativo pintado por la artista antequerana María Jesús Ramírez. 

Momento en el que el pregonero del año pasado, Alberto Arana, procedió a dar su relevo en la misión de exaltar las fiestas de agosto de Antequera. Arana destacó la popularidad de Herrera, quien tiene anécdotas de todos los tipos y colores y es un personaje muy conocido y querido en la ciudad.

 

 

 

 

 

 

El Pregón de Miguel Herrera

No tardó en compartir su particular forma de ser y de vivir en su intervención. Empezó diciendo: "Perdonadme, pero antes de empezar mi pregón, no tengo más remedio que ponerme este clavel en la solapa porque si no mi vecino Juan Jiménez “el gafas” no me lo perdonaría", levantando los primeros aplausos del público que llenó el Patio del Ayuntamiento de Antequera.

Miguel supo atraer la atención del público al elevar al escenario su forma de ser cercana, coloquial, contando las anécdotas de la misma forma, gracias y soltura que la hace cualquier día cuando conversas con él.

Inspiró muchas anécdotas en la feria, desde sus conciertos de niño y joven hasta sus gustos por la música flamenca y tonadillera, mostrando su carácter y forma de ser que atrajo y deleitó a los presentes.

Como cada mañana, "muy temprano he ido a visitar a mi amiga Madre Carmen y a mi Socorilla y les he pedido para que me salga todo bien", mostrando su gran devoción por ambas imágenes. Fue cuando empezó saludando a las autoridades presentes, en especial al "ilustrísimo señor alcalde de Antequera, señora doña Ana Cebrián, concejales y autoridades todas, familiares, amigos, vecinos de Antequera y todos los aquípresentes: buenas noches".

Siguió con su humor al preguntar: "¿Estamos todos cómodos?, voy a ser rapidito y no quiero ser pesado. No me hagáis de decir la tan famosa frase de Lola Flores: «¡si me queréis irse!». Y mis gitanas del Cerro Memes y Ángela, ¿habéis pillado buen sitio? ¿Me estáis viendo bien? Que me prometisteis que ibais a venir a verme". 

Cómo no podía ser de otra manera, dedicó su "humilde pregón a mis padres y familia aquí presentes, a Óscar, mi compañero de viaje y a Ángela y Alicia que son las niñas de mis ojos. A mi compañera Angustias y a todos los floristas de Antequera porque sin el trabajo de todos no podríamos aportar luz, color y belleza a este cruce de caminos y crisol de culturas llamada Antequera".

Dio la enhorabuena a la Regidora: "Sé que lo vas a hacer maravilloso, no me cabe la menor duda". Agradeció las palabras de Alberto Arana y aludió a la llamada del Alcalde para que fuera pregonero. "No voy a contar como transcurrió “la llamada telefónica” puesto que pienso que todos los años será igual de sorprendente para pregoneros y regidoras. Lo que sí voy a contar es que no sé como al final le dije que sí, porque cuando le dije que sí se abrazó y me dijo: «Miguelito, sabía que no meibas a fallar». ¡Con el coraje que me da que me digan Miguelito, lo que pasa que hoy es un día tan bonito que se lo permito!".

Luego se refirió a la presentación del cartel de la Feria. "Desde aquí, mi mayor enhorabuena a Santi Mejías por esa obra de arte que ha sabido plasmar a todos los antequeranos y para Manoli no tengo palabras… supiste hacer la mejor presentación del cartel jamás imaginada. Cuando fuiste a mi tienda a felicitarme por mi nombramiento, me dijiste que el año que fuiste Manola te quedó el recuerdo del olor de los nardos del Patio del Ayuntamiento, esta noche, Manoli, no quiero que te falten tus nardos".

Y rompiendo el protocolo, bajó del escenario para entregarle un ramillete de nardos a la presentadora. Fue cuando aludió a la de años que él ha decorado el Ayuntamiento para el Pregón o que han ido a su tienda regidoras y manolas "para pedirme consejo y esta noche estoy aquí en persona para deciros a todosy a todas que en la Feria pega todo: colores vivos, lunares, volantes, encajes, estampados, abanicos y pendientes grandes, flores y sombreros para la cabeza; para la noche vestidos largos y mantones de manila. Eso sí, un zapato cómodo para aguantar bien la fiesta. Como bien nos recomendaba nuestra querida Menchu cuando íbamos a comprarle unos zapatos: «llévate estos que son cómodos como un guante». Pues esos son los que nos tenemos que poner".

A los toros, "de corto y por supuesto, no utilizar el color amarillo y si es posible, de mantilla y peineta. Y los hombres con chaqueta y sombrero y cómo no, con un clavel en la solapa, que no se pierdan las tradiciones, que Antequera tiene y tendrá siempre mucha solera". 

 

  

Aludió a sus primeros días que "según mi madre, me tiré tres días llorando, estaba dándome a conocer al mundo. Según mis hermanos, muy feo y con las orejas iguales de grandes que las tengo ahora. Si llego a ser muñeco me tienen que rifar de espaldas. La calle Herrezuelos ha sido testimonio de mi infancia, y sigue siendo el lugar donde está la casa de mis padres y mi negocio cuya puerta barro todas las mañanas para no perder la tradición".

Mencionó al "añorado Jacinto en su mercería de calle Merecillas esquina con calle Laguna: «tú eres la terillorufillo». Expresión que con los años entendí. Soy latero por los Herrera y rufo por los Sánchez, ¡casi ná a las dos sagas familiares a las que pertenezco! Herrera, gran familia de gente trabajadora, muy conocida parte de ellos por ser chapistas: «¿a quién no le ha quitado un bollo del coche algún Herrera?». Y a la vez de grandes artistas, como mi primo el pianista Ángel Sanzo y mi sobrina la actriz Carolina Herrera, hija de mi hermano Pepe, que hoy no ha podido venir por encontrarse rodando una película en Madrid".

Y de las Rufas: ¡qué decir! "Como dice mi amigo Ito Morente: «¿quién es la más guapa de las Rufas?» La primera que te encuentres. Eran conocidas por su belleza y por marcar tendencia en la moda en Antequera. Todavía  viven casitodas y una de ellas ya es centenaria".

"Pronto descubrí, que lo mío no era ni la patineta ni la escopetilla, y aquí quiero agradecer eternamente a mi madreel haberme dado alas para desarrollar mi creatividad e maginación: «gracias mamá». Me encantaba peinarla, disfrazarla, decorarle el patio…la pobre decía: «Te loaguanto todo con tal de que no te vayas a la calle».

 

 

Estudió la EGB en la Salle; "no fui buen estudiante, suspendía hasta el recreo, que ya es decir…No me puedo olvidar de mi querido profesor don Antonio Rodríguez, fundador de ADIPA que le decía a mi madre: «Rocío, este niño no quiere estudiar, pero no se preocupe usted que hambre no va a pasar».

Sus primeros recuerdos de la Feria "en mi casa eran mis hermanas las mayores, pidiéndole a mi padre el bono para la peña de los 20: «Anda papá, que este año vienen Demi Ruso, que viene Miguel Bosé, Rocío Jurado, Juan Pardo, Miguel Ríos…y la frase de mi padre: «Niñas está la cosa muy floja y tenemos muchas cosas que pagar». Pero al final como buen padre y trabajador, se esforzaba y se apretaba el cinturón por comprarle el bono a sus niñas".

Fue cuando compartió sus recuerdos cuando "Paquirri se vestía de luces en la Casa de las Columnas, propiedad de la familia Blázquez de Lora, Casa que sigue acogiendo a personajes ilustres que visitan la ciudad. Desde Felipe V hasta Paquirri. Aquí toco un poco la prensa rosa, que aunque no lo reconozcamos a todos nos gusta: unos años vino con Carmina Ordóñez y otros con Bárbara Rey. Los últimos años se vestía en el Parador de Antequera con Isabel Pantoja. Por cierto, no sé si sabéis pero la primera foto que le hicieron a Paquirri y a Isabel Pantoja juntos, la hizo Ángel Guerrero aquí en Antequera".

 

 

 

En los años 80 "vino Isabel Pantoja a cantar al antiguo estadio del Maulí. No tuvo mi hermana Mami, la mayor de todos los hermanos, otra idea que llevarme a verla. Isabel pidió un niño para cantar «pan tostaito migaito con café». Cómo no, me faltó tiempo para subirme al escenario a cantarla con ella. El niño yaprometía desde pequeño. Recuerdo su bata de cola roja y su larga melena negra azabache por debajo de la cintura".

Y volvió a enloquecee al público cuando dijo: "Lo siento, pero desde aquel día soy Pantojista hasta la muerte. Paquirrín, debuté antes que tú y además no me equivoqué. Tú tenías quecantar mi pequeño del alma y en vez de decir alma dijiste: "¡carne, carne...!". ¡Así te has puesto con tanta carne!".

Pasó de la sonrisa a los recuerdos cuando dijo: «¡Ábreme San Pedro, ábremelo un poquito nada más», que el año pasado se fueron dos grandes amigas mías, compañeras de Las Recoletas y con la misma edad. Feriantas de las que cerraban las casetas. Me tengo que beber una cerveza bien fresquita como a ellas les gustaba: «Va por ti Ana Pino, que tu corazón con patas como tú me decías está pregonando hoy la Feria de Antequera; y por ti Carrasca, que de no haberte ido estarías sentada aquí con tu hermana esta noche de Manola. No lo cierres, nolo cierres todavía por favor, que al escuchar hablar de Antequera, se ha asomado su cronista más universal, Ángel Guerrero, que quiere felicitar a su periódico, a su Sol de Antequera por su centenario. ¡Que salga el Sol porAntequera, que hoy te pregona Miguel Herrera!". Fue muy aplaudido.

En el año 1981, "vino a cantar a la caseta de Las Rejas, Lola Flores y Lolita. Fue tal la tormenta que cayó que suspendieron la actuación. Esa noche la familia flores se fue a cenar al recordado y añorado Chaplin, que estaba en calle San Agustín. Ante el gran revuelo que organizaron al entrar al Chaplin, Pepe Gómez, padre de Marisa (la regidora saliente), las metió en un salón del fondo a cenar, y corrió unas grandes cortinas marrones para que estuviesen tranquilas".

Fue cuando siguió recordando sus recuerdos como los de "la avellanera en su mobylette marrón que la aparcaba encima de la acera de la Plaza de Toros, con su bata estampadita en azul y su canasto: «¿Quién no le ha comprado un paquete de avellanas en el ruedo de la plaza de toros?, ¿y a quién no le ha empujado con la canasta de avellanas para que se sentara mientras se buscaba el cambio en la riñonera?».

 

 

Turno para los momentos con los cacharritos y que "con las 200 pesetas que me daban para la feria, tenía que hacer maravillas. Aunque como siempre me ha acompañado la suerte, el padre de mi amigo Fran, Enrique Torres, antiguo empleado de Sevillana, era el encargado de enganchar la luz a los cacharros de la feria, con lo cual, no nos faltaban las fichas para montarnos en todo lo que queríamos. Desde aquí hoy, se lo quiero agradecer. Gracias Enrique. Me encantaba montarme en el látigo, en la olla loca. Lo de los coches de choque, eso de la tela metálica echando chispas no me hacía mucha gracia".

Las últimas 50 pesetas "las tenía que reservar para el cartucho de patatas que tantas veces me encargaba mi madre al bajar la escalera: «Miguel, si te acuerdas, tráeme un cartucho de patatas que es lo que más me gusta de la feria». Esta tarde mamá he ido a comprártelas y te las he traído para que este año no me las tenga que pedir". Y de nuevo el público se puso a sus pies cuando bajó a darle a su madre un paquete de papas fritas y un gran abrazo de madre a hijo.

Aludió a los turrones y las tómbolas: "«¡A por otro a por otroperrito piloto, vamos a por la muñeca chochona, venga niños que este año hay que bailar la botibota!». ¡Qué encanto tenían los puestecillos de pulseras en los jardincillos alumbradoscon los lumigás! ¡Qué de reinas de las fiestas guapas ha tenido Antequera! La primera fue María Teresa Ruiz, pasando por las hermanas Teresa y Rocío Rojas, María Eugenia Villalón, Nati Rodríguez y tantas y tantas…".

También destacó los carruseles antiguos cuando las carrozas las preparaban los de la Salle-Virlecha. "Un año me quedé fascinado con la carroza que llevaba a la reina de las fiestas dentro de una gran almeja y debajo seis delfines que portaban a sus damas. Otro año, la carroza era una gran jarra de azucenas dorada y la elegida para ser reina de las fiestas fue LourdesArgüelles, que vestía el traje típico de antequerana en color verde, donado por Centromoda. Por cierto, tendremos que agradecer eternamente el haber recuperado el traje típico a Pura Morente".

Más tarde aludió a la boda en casa. "Qué bonito recuerdo tengo del año 1985, cuando un 17 de agosto, se casaba mihermana Susa con Cristian “el suizo”. Fueron a la iglesia en coche de caballos, guiado por nuestro querido Paco Casero, coincidiendo con las carrozas de la ofrenda floral que se llevaba a cabo por la Cofradía de Abajo. ¡Menudo follón formó la niña de Muebles los Ángeles en la Calle de Estepa!".

 

 

"Recordaré siempre con cariño el año 1998, año que fue regidora Isa Ríos. ¡Qué buenos momentos en su casa poniendo las mantillas!, ¿te acuerdas Bibi?: «¡Venga niñas!, aunque no eran tan niñas, que ya ha llegado Juan Antequera con el coche de caballos para recogeros». Otra de las grandes personas que leda brillo a esta feria, Juan Antequera, ¡Cuántos años llevas paseando tus bellos carros por esta ciudad! Sigue así, no cambies Juan".

Fue el año de la reconstrucción de la Puerta de Estepa por el 250 aniversario de la Feria de Antequera y el 150 aniversario de la inauguración de la Plaza, "trabajo que llevó a cabo Antonio Carrasco, otra de las grandes personas de Antequera. Hubo una goyesca con Curro Romero y Antoñete, yo no soy muytaurino, pero no me la podía perder. Tuve la suerte de poder regalarle a mis padres las entradas en barrera. A mi madre la obligué a llevar un mantón de manila. La pobre me decía: «Miguel a mí esas cosas no me gustan, además no tengo mantón»; «Tú no te preocupes que se lo pedimos a la prima Virtuditas que tiene de todo». Llegó la hora de empezar la corrida y mi madre por supuesto puso el mantón. Con la mala suerte que se acercó un operario de la plaza de toros a mi madre y le dijo: «señora, quite usted el matón de ahí que los flecos rozan con la puerta de Toriles".

Evocó cuando se compraba la carne de las corridas de toros en la Plaza de Abastos para comprar la carne de toro, "que luego mi madre al día siguiente la ponía estofada. Qué buenas meriendas de Pura Valle nos preparaba nuestra querida PuriCampos para las tardes de toros, otra regidora merecida de Antequera. Supo llevar su bienmesabe y sus dulces a todos los rincones de España".

Desde aquí "quiero homenajear a una gran señora, pequeñita pero como creadora y trabajadora. Desde la calle Nueva, supo vestir a España entera de flamenca. Fue fundadora de la primera caseta de Feria, “La Airosa”. No me podía quedar con las ganas esta noche de acordarme de Carmela Quintana. Por cierto, qué bien se comía en la caseta de la Airosa. Aún recuerdo la madrede los Cañeteros de Campillos haciendo el famoso revuelto de espárragos y champiñón". 

Pero los tiempos han cambiado, "ahora es tradición no perderme los callos de María, la Madre de Trini Calvo, de la Caseta del Mayor Dolor. Os los recomiendo. A bailar, a bailar, a bailar, es a lo que nos ha enseñado un antequerano de los grandes pero de los grandes con mayúscula, de los que ha sabido llevar el nombre de Antequera por bandera. Ha enseñado a bailar a media Antequera, Juan Ariza Vegas, más conocido como “Juan el bailarín o el de las sevillanas”. Artista, divertido y buena persona, ha sabido luchar y abrir muchas puertas en esta Antequera: «Juani no me quería olvidar de ti en mi pregón».

También habló de "Rosi mi comadre, que trabajótantos años conmigo se tiene que acordar de la que voy a contar. No me puedo olvidar de la frase que una señora dijo una tarde: «Cuando mi marido me dice vámonos a la calle dejo lo que estoy haciendo y me tiro a la calle y si tengo problemas los dejo en el escalón de la puerta y salgo a divertirme y cuandovuelvo, cojo mis problemas y me los vuelvo a echar encima».

 

 

 

Así llegó a la parte final donde pidió a los antequeranos: "¡Abrid los armarios, sacad las mantillas, los mantones, las peinetas que la feria va a dar comienzo y tiraos a la calle y ya de camino dejarlos armarios abiertos que tan de moda está. Olvidaos de los móviles, del Facebook y del Instagram, que la fiesta va a comenzar".

Se mostró de nuevo muy agradecido: "Tengo que agradecer tantas cosas y darle tantas gracias a la vida, que me faltaría noche. Como bien mi padre ha dicho siempre, «en un mostrador hay que besarle los pies a la gente de lospueblos porque se han dejado muchos atrás hasta llegar a tu tienda». Gracias a Mollina, el Valle, Villanueva, Campillos, Teba, La Roda, Periana, Loja y tantos como han pasado por mi casa. Gracias a mi móvil por haber aguantado estos días tantas felicitaciones. A mi amiga Raquel Casco por haber sido mi portavoz de Facebook. A María por haberme ayudado y aguantado a escribir este pregón. Sin ella no hubiese salido tan bonito. Olga y Alfonso, teníamos una visita pendiente a Antequera, quién nos iba a decir que iba a ser de esta manera. Gracias a la familia Ros Levices por haberme acogido como uno más en vuestra casa".

Y a Antequera le terminó diciendo: "¡Qué bonita eres y qué mimada estás: tú madre Málaga se pone muy celosa cuando te dicen que te pareces a tu tía Granada. Tienes aire de tu tía Sevilla y de tu tía Córdoba. Y un reflejo de ti son tus primas Archidona y Casabermeja. Eres milenaria por tus Dólmenes y por el Torcal; centenaria por tus iglesias, palacios, fuentes y jardines. Tu madre está muy orgullosa de ti porque desde2016 eres Patrimonio de la Humanidad. Por eso no quiero Antequera, que te digan que a veces estás aburrida. Te pasa como a los niños, tienes tantas cosas maravillosas que no sabes con qué jugar".

"¡No hay cosa más bonita en esta vida que nacer, vivir y sentir de esta manera, en esta tierra tan bendita que se llama Antequera y poder decirle al mundo entero que un año fui su pregonero! He dicho". Se levantó el público que no dudó ponerse en pie de inmediato y aplaudir una y otra vez al pregonero.

 

 

 

Discurso final del Alcalde

Manuel Barón, alcalde de Antequera, cerró el turno de intervenciones invitando a todos a participar en nuestra Feria y entregándole una reproducción en bronce de una escultura del Infante don Fernando. Concluyendo el acto, desarrollándose el carrusel de apertura que terminaría con el encendido de las luces del alumbrado extraordinario del recinto ferial y la actuación en la Caseta Municipal de Niña Pastori.

 
 
Más información, edición impresa sábado 1 de septiembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).