La empresa Tauromaquia Siglo XXI anunció este jueves por la tarde que deja la gestión de la Plaza de Toros de Antequera, por lo que el Ayuntamiento convoca de nuevo a la Comisión Taurina para ver qué hacer, a quién darle la gestión de la inminente Real Feria de Agosto, según comunicó el mismo día el alcalde Manuel Barón.

Argumentan que los motivos “que nos llevan a tomar esta decisión son puramente económicos y nos obligan a no poder continuar con el proyecto” y poner a disposición de la nueva empresa los abonos y entradas compradas. Según el acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento y “como consecuencia de la renuncia a la celebración de estos festejos y la cesión de derechos que se compromete, Tauromaquia Siglo XXI abonará a la persona física o jurídica que el Ayuntamiento le haya indicado la cantidad resultante de la venta anticipada de los festejos pendientes de celebración (abonos y entradas sueltas)”.

Por último muestran su agradecimiento “al Ayuntamiento de Antequera y a su Comisión Taurina la confianza depositada en nuestra empresa y lamentamos enormemente no poder haber podido corresponderla hasta el final... Ponemos a disposición la siguiente vía de comunicación para atender cualquier consulta o duda que pueda surgir: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.”.

El alcalde de Antequera, Manuel Barón, quiso dar tranquilidad sobre este hecho, la misma noche del jueves: “Va a haber toros con total seguridad. Tenemos una afición que responde multitudinariamente”.

También explicó que será la “Comisión Taurina la que decida qué empresa se hará cargo de la Plaza de Toros de Antequera”. En esta línea, respecto al cartel taurino para Real Feria de Agosto, afirmó que habrá cambios y se conocerán en unos días. En este sentido, Morante de la Puebla, que toreaba en Antequera el 24 de agosto, ya ha sido presentado en Almería para este mismo día.

Por lo que en las últimas horas, se planteaban el intento de mantener los Carteles, pero cambiando quizá de día la goyesca del viernes por los rejones del domingo; o alguna otra propuesta como reducir de tres a dos corridas de toros e intentar mantener lo máximo y lo que Antequera soporte y responda.