La Consejería de Cultura ha aprobado el Plan Director de los Dólmenes de Antequera por el que durante ocho años, se buscará terminar el museo prehistórico, mejorar los monumentos, incluir nuevos espacios y acercar a la sociedad a su entorno.
Así lo ha expresado el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, que ha visitado el conjunto dolménico esta mañana junto al delegado del gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo; la delegada provincial de Cultura, Monsalud Bautista, el director general de Bienes Culturales, Marcelino Sánchez; y el responsable del conjunto, Bartolomé Ruiz.
 
Este plan marca "las directrices para la elaboración de ese planeamiento patrimonial museístico en el ámbito de la comunidad autónoma". Se trata de la culminación de un trabajo de mucho tiempo, "realizado con rigor y solvencia técnica y especifica".
 
Se presentará formalmente este viernes "en la reunión constitutiva del consejo de coordinación del Sitio de los Dólmenes de Antequera". Es una herramienta de gestión del conjunto arqueológico "en la que planificamos, ordenamos y garantizamos las actuaciones que se van a desarrollar en ocho años", hasta el año 2025.
 
Es "la parte central de la estrategia para dar cumplimiento a las recomendaciones que nos hizo la UNESCO para ser declarado Patrimonio Mundial". También está "la puesta en marcha del museo, que ya se está trabajando en la demolición y adaptación, la primera planta está absolutamente demolida, vamos a un buen ritmo de cumplimiento de los plazos de obra".

Y, por otro lado, busca "implicar a la sociedad en las actividades y la última es convertir un referente de investigación del patrimonio megalítico este conjunto arqueológico de los Dólmenes".
 
 
 
  
 
La respuesta de la Junta ante los requisitos de la UNESCO
Vázquez expone que "había cuatro grandes compromisos", el primero de ellos "era reducir el impacto visual del museo del sitio, el segundo integrar una evaluación del impacto patrimonial del sistema de gestión para asegurar que se evalúen los impactos de todos los programas en el valor universal excepcional del bien".
  
Buscar que se haga frente a "desarrollar indicadores de supervisión para evaluar las incidencias del desarrollo y el turismo en los valores del bien. Y la última recomendación era coordinación de los distintos organismos y planificación de los instrumentos que forman parte de la gestión de cada uno de los elementos que componen el bien con el objetivo de mejorar su gestión".
 
Al Ayuntamiento de Antequera le recordó que tienen que desarrollar dos "obligaciones importantes: la primera de ellas es adaptar un plan especial del conjunto arqueológico para reducir el impacto del desarrollo industrial y comercial entre Menga y la Peña y la mejora y cualificación del entorno y acceso al Romeral". 

Y el segundo elemento que tiene que abordar "es modificar el Plan General de Ordenación Urbana de 2010 para evitar nuevas construcciones y mitigar el impacto adverso del desarrollo de nuevos edificios y naves comerciales dentro de los suelos del entorno del sitio". 
 
 
 
  
 
No se soluciona de inmediato el aumento de personal, pero se espera ampliarlo con la puesta en marcha del museo
Uno de los objetivos será el de sumar espacios privados como el solar anexo del Cerro de Marimacho. "Se trataría de hacer un proceso de gestión para que esos suelos que tienen elementos importantes del patrimonio relacionado a veces directa e indirectamente con la gestión del sitio pasen a titularidad pública". 

Sobre la falta de personal: "Se están haciendo negociaciones con la Consejería de Hacienda para ir cubriendo las plazas. Tenemos la enorme dificultad que supone la tasa que nos marca el gobierno de la nación, eso es un obstáculo a veces infranqueable, pero aún así estamos buscando fórmulas de dotar de personal a este conjunto arqueológico".
 
Actualmente, dice que hay 15 trabajadores entre personal funcionario y de empresas externas, a los que se sumarán más aún cuando se abra el museo. 
 
Y en cuanto a la petición de permutar el solar municipal junto al Romeral con la Casa de la Juventud, Cultura aboga que como el Ayuntamiento defiende tanto a Antequera y los Dólmenes, lo ceda sin condición y que pida el otro edificio a la consejería correspondiente. 
 
"No hay que buscar a través de los Dólmenes, realizar determinadas actuaciones en beneficio particular de una de las partes, esto es un proyecto conjunto", respondía el Consejero a la propuesta previa del Ayuntamiento.
 

El Ayuntamiento responde al Consejero 
Por su parte, la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Antequera, Teresa Molina, responde al Consejero, ya que no es cierto lo que ha dicho por la mañana porque "el plan especial está remitido a Medio Ambiente para obtener la evaluación ambiental", por lo que "se han cumplido los plazos máximos establecidos y aún no hemos recibido informe".
 
Así que pide a Cultura que no diga lo que no es cierto, ya que además "se mandó un escrito por parte del Alcalde solicitando el informe. Una vez tengamos la evaluación ambiental, siempre que sea favorable, podrá el Ayuntamiento aprobar inicialmente el documento", termina Molina. 
 
Más información, edición impresa sábado 12 de mayo de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).