El programa de restauración promovido por el Área de Patrimonio del Ayuntamiento de Antequera comprende la recuperación de los frescos ubicados en la fachada de las naves laterales de la iglesia de los Remedios, deteriorados con el paso de los años. Según la teniente de alcalde delegada de Patrimonio, Ana Cebrián, se prevé que los trabajos se completen en un plazo de tres meses.
Estas pinturas fueron restauradas por última vez en el año 1999 por problemas de humedad en la iglesia, y ahora, desde el pasado mes de octubre, la restauradora municipal Marisa Olmedo está dirigiendo la restauración en la que se encargan de “rescatar y consolidar estas pinturas murales” que forman parte de este edificio declarado Bien de Interés Cultural. Más información, edición impresa sábado 11 de noviembre de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).