La Plaza de Los Escribanos, bajo la majestuosa fachada renacentista de la antigua Real Colegiata de Santa María, ha acogido en la noche de este sábado 5 de agosto la trigésima segunda edición de la Noche Flamenca de Santa María.

Una edición que con el paso de los años se ha convertido en uno de los festivales musicales con más solera de toda la provincia de Málaga. En esta ocasión, destacó la figura de Rancapino Chico, puro sentimiento dentro del escenario, que demostró la garra que le caracteriza, sintiéndose como en casa.
 
También sorprendió Macarena de Jerez, una de las artistas que se encuentran en lo más alto del candelero del flamenco actual. Finalmente, destacar a Araceli Campillos, ganadora del Concurso de Cante Flamenco Juan Casillas 2017, que se ganó el pleno derecho de participar en esta Noche Flamenca, una voz joven que deslumbró a los presentes.
 
A la guitarra actuaron Antonio Higuero y Antonio Carrión, siendo este último uno de los guitarristas más solicitados de la actualidad estando considerado como “maestro de maestros”. También tuvimos la oportunidad de presenciar el mejor baile flamenco de la mano de Ana Pastrana y su grupo. Más información, edición impresa sábado 12 de agosto de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).