El Museo de la Ciudad de Antequera viajó de nuevo a la época romana el sábado 11 de marzo, escenificando la vida de Acilia Plecusa, influyente hispana del siglo II, mediante una obra de teatro desarrollado con motivo del Día Internacional de la Mujer celebrado el miércoles 8 de marzo. 

El grupo “Ibidem Recreación Histórica” puso en escena el rito fúnebre romano con especial atención al papel de las mujeres, mostrando los protocolos que se realizaban en torno a las exequias, el dolor y el luto, así como al recuerdo y la memoria de las mujeres de la Baetica.

En los funerales de Acilia Plecusa se realizaba en primer lugar  la preparación del cuerpo (lavándolo y perfumándolo) a continuación se le daba el “beso supremo”, después se llevaba en procesión. Tras la parada en el Foro, el cuerpo era llevado fuera de la ciudad para quemarlo.
 
El ritual continuaba con un banquete fúnebre en el que era frecuente el sacrificio de una cerda y finalizaba con la purificación de los familiares y la ofrenda de los  cabellos a los dioses Manes. La tumba de Acilia Plecusa presenta la peculiaridad de ser un sepulcro familiar construido para depositar las urnas cinerarias de los Acilios, no obstante nuestro personaje femenino optó por  inhumarse.
 
Los objetivos de la recreación histórica
Esta recreación histórica tiene como objetivo  involucrar al espectador de la Historia en el acontecimiento. No simplemente divulga la Historia, sino que trata de revivirla, con el fin de que el público que asiste a ella sienta y viva  aquello que se está recreando, en pocas palabras, que se meta en su piel. Más información, edición impresa sábado 18 de marzo de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).