El UMA Antequera está completando una temporada soñada, en la que se ha mantenido hasta el momento en la parte alta de la tabla de Segunda División, luchando entre los clubs más exigentes de la categoría, para tener opciones de volver a Primera.
 
El primer reto ya está superado: los universitarios jugarán las eliminatorias. Todavía queda saber si pueden ascender directamente, un sueño que es posible.
Uno de los jugadores que lucharon por el ascenso hace ya dos años y lo consiguieron fue Óscar Muñoz Becerra.
 
El ala del grupo de Manuel Luiggi “Moli” nació en 1993 en Campillos y se unió al club en la temporada 2012-2013, equipo con el que un año después ascendería. En su palmarés también destacan los tres Campeonatos de España Universitarios otorgados en 2014, 2015 y 2016. Ahora, Óscar sueña con volver a Primera, con un equipo en el que se ve “muy bien, aportando como todos un granito de arena, cada temporada más asentado y aprendiendo mucho”.

‘Ahora dependemos de nosotros’
Óscar nos habla de los objetivos de aquí a final de temporada, destacando que ahora “dependemos de nosotros: si ganamos los cuatro encuentros que nos quedan estamos en Primera, pero nos vienen cuatro rivales fuertes que están peleando por objetivos”. De no ganarlo todo, subraya, “intentar asegurar el primer puesto de eliminatorias, que también es muy importante”.
 
Un ascenso que, de conseguirse, sería su segunda vez con el UMA: “Al ver que estamos ahí tan cerquita se me vienen a la cabeza los buenos recuerdos de hace dos años”. Los universitarios han conseguido esta temporada formar de nuevo un gran bloque, por ello, el UMA “me aporta seguridad a la hora de competir, podremos hacer las cosas mejor o peor, pero nos dejamos sudor y sangre en cada encuentro”.
 
El siguiente reto, hoy contra el Barcelona B Lassa, que afrontan “sabiendo que nos jugamos mucho, que tenemos que saber jugar con esa presión. Esta jornada puede ser clave ya que Segovia recibe a un Valdepeñas que se juega pelear por puestos de eliminatorias”.
 
En partidos como éste, es importante la afición, que es “el sexto jugador. Sentimos su empuje y aliento en cada partido. Si seguimos así tanto afición como equipo, llegará la recompensa”. Una nueva final para el UMA, que sigue soñando con celebrar un nuevo ascenso a la máxima categoría. Más información, edición impresa sábado 18 de marzo de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).